Esta semana se hace la cumbre del PJ

Esta semana se hará la cumbre entre los ex gobernadores Carlos Verna y Rubén Marín, líderes de la Línea Plural y Convergencia Peronista, respectivamente, para consensuar una conducción conjunta en el Partido Justicialista pampeano.
Fuentes vinculadas a ambos dirigentes indicaron que la semana pasada sus voceros quedaron en que hoy se iba a realizar posiblemente un primer contacto telefónico para pautar un encuentro para el mañana o el miércoles. Todavía no hay una fecha cierta, pero los voceros adelantaron que esta semana tendría que ser la primera reunión para empezar a hablar del escenario futuro del justicialismo y, principalmente, si Marín aceptará la presidencia del partido, ofrecida sorpresivamente en el último Congreso realizado en General Pico.

Algunos afirmaban que como el gobernador Oscar Mario Jorge estará mañana en la Ciudad de Buenos Aires donde tendrá una audiencia con la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, se podría dejar para los días siguientes el encuentro. Aunque también se asegura que Jorge no asistiría a la cumbre.

Luego de la respuesta de Marín al ofrecimiento de Verna, que muchos afirman que será positiva, los dos sectores hablarán de listas conjuntas para conformar el Consejo Provincial de cara a la partidaria de octubre. La fecha en que cierra la inscripción de candidatos para cargos en la estructura del PJ es el 4 de septiembre y se espera que en la mayoría de las unidades básicas de la provincia no se produzcan votaciones, aunque en varias localidades se están preparando dos listas.

"La reunión servirá para definir un camino conjunto a futuro, más que nombres. Hay rumores, pero el gran tema de la reunión entre Verna y Marín será un proyecto de unidad para el PJ pampeano. Después lo demás, los nombres, será para una segunda reunión", afirmó un alto vocero del justicialismo consultado sobre el encuentro.

División interna.

Después de que en 2007 el marinismo y la Línea Plural que tiene como líder a Verna se enfrentaron en internas para definir candidatos para las elecciones de ese año, el PJ quedó fracturado. Aunque la corriente mayoritaria es el vernismo, conformado por los intendentes pampeanos, Convergencia en retroceso continuó en la pelea por un espacio.

Antes de las elecciones del 28 de junio pasado, el vernismo le ofreció al marinismo un puesto en las listas para legisladores nacionales, pero Marín no aceptó la propuesta y reclamó una reivindicación pública de su trayectoria por parte de sus adversarios. En la votación de junio, Verna como candidato a senador apenas logró el 38% de los votos, mientras que parte del peronismo disidente se volcó a las listas de Es Posible, apadrinada por los hermanos Rodríguez Saá, o al tiernismo.

El acercamiento entre ambos sectores, algo que parecía casi imposible hasta hace pocas semanas, se produjo en el último Congreso Provincial del PJ, realizado en General Pico el sábado 1º de agosto. Allí se iba a definir la fecha de las elecciones partidarias. En el cónclave, la división entre ambas corrientes se hizo patente en los discursos: el marinismo reclamó un gesto y la unidad de las filas de cara a futuro, varios plurales recriminaron al otro sector. Parecía que la división se iba a mantener cuando sorpresivamente y al finalizar el encuentro –Marín ya se retiraba del salón de Costa Brava–, Verna tomó el micrófono y le pidió que aceptara la presidencia del PJ.

La maniobra de Verna dejó descolocada a la mayoría de los dirigentes de la Plural, aunque ahora parece que el grueso de esa línea aceptó la estrategia de fortalecer con la unidad de las diferentes corrientes internas de ese partido de cara a las elecciones de 2011 y consensuar listas.

Comentá la nota