Esta semana declaran los apoderados de los Fabulosos Cadillacs

Después de una semana más que tranquila y de haber sorteado con éxito tres pedidos para que se apartara de la causa, el fiscal especial Eduardo Martearena comienza a transitar un semana clave en la causa que sigue por Fraude a la administración Pública por el subsidio otorgado a privados para realizar el recital de los Fabulosos Cadillacs.
Además de transitar por la sede tribunalicia el encargado de prensa del gobierno, Pablo Catania, el fiscal aguarda la llegada desde Buenos Aires de una de dos pieza fundamentales para tratar de hilar el ovillo completo en esta investigación.

Son los responsables de la productora T4F, que poseen los derechos económicos de la banda en su vuelta a los escenarios y tiene potestad para cerrar los detalles del contratos.

Los agentes arribarán a Mendoza en el primer vuelo proveniente de la Ciudad Autónoma por lo que se estima que pasarán por el palacio judicial alrededor de las nueve de la mañana.

Quien también esta en la lista de los citados y el fiscal aguarda impacientemente para conocer su relato, es el manager de los Fabulosos. Aunque, aun deberá seguir esperando.

Hoy, en la fiscalía especial una de las declaraciones jugosas del caso serán las que brinden los agentes encargados de manejar la gira y acordar los aspectos contractuales. Desde un principio la defensa de los imputados insistió en que cualquier interesado en contratar los servicios artísticos de la banda de ska, debe acudir a T4F. La productora internacional, es quien fijan el canon y hasta los más mínimos detalles como la habitación del hotel donde se alojan.

Los costos verdaderos del recital; si el aporte oficial fue destinado al cachet de la banda y la mediación de Alfredo Morales Bustos, el hombre que extendió una carta poder a Pedro Infante, ostentando la representación de los Fabulosos, y permitió que (Infante) cobrara el dinero del Estado mendocino, serán algunos de los puntos que intentará esclarecer el fiscal.

Para la defensa es muy beneficiosa la presencia de los responsables de T4F. "Es bueno que vengan así podemos acreditar cuanto costó el show verdaderamente, la reducción en el precio de las entradas y cuanto se les pago a los Cadillacs ($ 240.000 más IVA, según aducen)", dijo Mauricio Mathon, abogado de Offside.

En tanto la declaración del vocero gubernamental, ante el fiscal especial tiene estrecha relación con las decisiones que se tomaron en el cuarto piso de Casa de Gobierno.La intención que persigue Martearena es determinar el circuito o cadena de mando que siguieron en Peltier al 300 y que finalizó con el pago de los $ 315.000.

Comentá la nota