"Esta ley no es revolucionaria chavista: es moderada"

"Esta ley no es revolucionaria chavista: es moderada"
El Jefe de la bancada K confía en que tiene los votos para dejar el proyecto de Ley de Medios sin cambios. Dice que el senador oficialista Jenefes, que pidió modificaciones a la ley, es un "hombre de personalidad y con trayectoria"
El jefe del bloque de senadores oficialistas, Miguel Pichetto, aseguró que el proyecto gubernamental de medios audiovisuales no es una ley ‘revolucionaria chavista‘ y remarcó que el kirchnerismo insistirá con la media sanción de Diputados.

–¿De acuerdo con lo que surge de las audiencias, puede haber cambios en el proyecto, como por ejemplo en el artículo 161, que obliga a vender las licencias en un año?

–No. Como presidente del bloque de la mayoría, y por lo conversado con senadores de mi bancada, nuestra voluntad y compromiso, es sacar la ley como viene. Vamos a ver cómo evoluciona la tarea en comisiones, pero consideramos que se han hecho reformas sustanciales en la Cámara de Diputados. Sería muy importante aprobar esta ley que tiene un volumen y un peso político de alta trascendencia.

–¿Le preocupa que se repita un episodio como la votación de la resolución 125?

–Entiendo que eran otras circunstancias. Indudablemente, fueron de carácter excepcional. Me parece que, en este caso, tenemos el número y el apoyo de los senadores para poder votar la ley.

–El viernes, su bloque concretó cambios en las comisiones de Medios de Comunicación y de Industria ¿fue para asegurarse las firmas para el dictamen?

–Fue un cambio normal, hecho por voluntad de los senadores del bloque, que renunciaron a las comisiones por razones de salud y los reemplazamos con legisladores de nuestra bancada, para que pueden cumplir la tarea en las comisiones. Hay una susceptibilidad muy grande por cualquier cosa y se reproducen informaciones que no se ajustan a la verdad.

–¿Esas licencias lo dejan sin los votos de los senadores Roberto Urquía y Elida Vigo? ¿Piensa que va a poder aprobarlo en el recinto?

–No voy a contar con el senador Urquía. Vamos a ver el caso de la senadora Vigo, porque está en un proceso de recuperación. Creo que voy a tener número igual, porque a ellos no los tuve en otras votaciones y, sin embargo, conseguimos votos importantes.

–El Movimiento Popular Neuquino, uno de esos aliados, votó contra la ley en Diputados ¿Piensa que el senador por ese partido, Horacio Lores, lo va acompañar?

–No he conversado todavía con el senador del MPN. Lo voy a hacer oportunamente para conocer su posición. También, lo haré con los senadores de Tierra del Fuego (María Díaz y José Martínez). Son dirigentes que han tenido militancia activa en el gremio docente y en la CTA. La ley expresa un contenido afín con lo que ellos han sostenido.

–¿Cuál es la posición del presidente de la comisión de Medios, Guillermo Jenefes, quien todavía no quiso adelantar su voto sobre la norma?

–Jenefes es un senador importante, un hombre de personalidad y con trayectoria. Estoy convencido que va a actuar en función de los intereses del país, para tener una ley democrática. Tengo plena confianza de que va a acompañar al Gobierno porque lo ha hecho siempre.

–En ese contexto ¿hay alguna posibilidad de cambiar el artículo 161?

–Es uno de los temas criticados por la oposición. Nosotros consideramos que es uno de los ejes centrales para explicar la ley, que busca romper posiciones de dominio de mercado, casi monopólicas o de alta concentración dominante. Pero tampoco es una ley que podamos calificar de revolucionaria chavista, que expropia derechos o que afecta intereses. Es una ley de contenido moderado, responsable, que fija un límite a la concentración de medios audiovisuales en el 35 por ciento. No puede ser que una empresa tenga en sus manos el 60 ó el 70 por ciento de la estructura audiovisual de la Argentina. Eso significa concentrar la información, orientarla y difundirla de acuerdo con determinados intereses.

–Decía que la ley es para romper la concentración, ¿pero no existe, según la oposición, una intencionalidad del Gobierno de armar un sistema de medios que le sea afín?

–Ese argumento se cayó cuando la propia presidenta retiró la cláusula que permitía el acceso de las telefónicas. Ese discurso de que entraba Telecom y se armaba el grupo del Gobierno se cayó con la exclusión de ese punto.

–¿En el fondo este proyecto es una batalla política para el Gobierno?

–En realidad, es un tema que el Gobierno viene trabajando desde hace casi dos años. Recogió ideas de múltiples sectores para la construcción de una ley más democrática, que recoge antecedentes de múltiples senadores y diputados que hoy están en la oposición. Es un viejo reclamo la Unión Cívica Radical. Por eso es incomprensible la posición que toman algunos hombres de ese partido.

Comentá la nota