Se está repartiendo el Inmobiliario Urbano con 26,5% de suba

Cada contribuyente cordobés pagará, en promedio, 236,27 pesos anuales / Hasta 2009 abonó 186,68 pesos / No se incrementaba desde 1999.
Desde el jueves pasado, la Dirección de Rentas de Córdoba comenzó a repartir los cedulones del Impuesto Inmobiliario Urbano. La novedad es que, en promedio, cada cedulón del 1,66 millón que se repartirá en toda la provincia contempla un aumento promedio del 26,5 por ciento.

La suba obedece al ajuste de las propiedades que el gobernador Juan Schiaretti dispuso para el año 2010, y que fue aprobado por la Legislatura en noviembre pasado.

El último aumento se produjo en 1999. El ajuste formó parte de una serie de subas que el Ejecutivo decidió para 2009 y retocó en 2010, en virtud de la crisis financiera que atraviesa la Provincia, fundamentalmente por el impacto de su sistema previsional y de los vencimientos de deuda en las arcas provinciales.

En una o cuatro cuotas. En promedio, hasta 2009, cada propiedad cordobesa pagó 186,68 pesos anuales en concepto de Impuesto Inmobiliario. Ahora, el cedulón promedio abonará 236,27 pesos anuales.

El impuesto puede se pagado en una cuota (la primera vence el 15 de febrero) o en cuatro. Si el contribuyente paga la cuota única en la primera de las tres fechas que figura en el cedulón, se hace acreedor de un descuento de 10 por ciento en concepto de pago cumplidor. Si paga en cuatro cuotas, siempre en la primera de las fechas que indica la boleta, tendrá el cinco por ciento adicional que se acredita para el año siguiente.

Sigue vigente, en tanto, el descuento del 30 por ciento que aplica el Gobierno provincial desde 1999. Viene acreditado en todas las boletas, pero si el contribuyente tiene deuda atrasada y no la abona antes del 30 de junio, Rentas le enviará a finales de año lo que se denomina la "cuota 50", que es una boleta con el descuento del 30 por ciento que se pierde por no estar al día.

El impacto en la recaudación. El año pasado, la emisión del Inmobiliario Urbano se hizo por 306 millones de pesos. Para 2010, con el aumento incluido, la Provincia espera recaudar 393,6 millones. No obstante, el peso del inmobiliario es ínfimo en relación al impuesto que más aporta a las arcas provinciales: ingresos brutos, con 3.600 millones anuales.

Funcionarios provinciales aseguran que ningún contribuyente pagará más del 48 por ciento de lo que abonó en 2009.

Sólo hay una excepción: a 83.800 (del universo de 1,66 millón) se les detectó metros no declarados, entonces, se les combina la suba del tributo con la incorporación de superficie, por lo que pagará más del tope del 48 por ciento.

Hay 426 contribuyentes a quienes se les aumenta más del ciento por ciento el impuesto. De esas 83.800 cuentas con mejoras, 48 mil están en Capital, 3.500 en Río Cuarto, 4.000 en San Justo y 2.000 en Santa María. El resto está repartido en los demás departamentos.

Rentas incorpora, en 2010, por gestión de cobro o por declaraciones voluntarias, ocho millones de metros cuadrados.

¿Para la "compu"?

Cuando en noviembre se aprobó el incremento, la Provincia dijo que con lo que se recaudara del Inmobiliario Urbano se comprarían computadoras y se instalaría Internet en las escuelas. Habrá que ver.

393,6 millones de pesos

Es lo que espera recaudar la Provincia este año con el aumento incluido en los cedulones que ya empezó a repartir. El año pasado, la emisión del Inmobiliario Urbano se hizo por 306 millones de pesos. La mejora en los ingresos sería de casi 30 por ciento.

Comentá la nota