Aún no está programado en Pergamino el aumento en el GNC

Los medios nacionales indicaron que el precio se había incrementado. En nuestro medio los representantes de la cámara que nuclea a los comercializadores manifestaron que las subas no se han confirmado. Desde la entidad se convoca a los empresarios de las estaciones para trabajar mancomunadamente en pos de lograr un mayor beneficio.
Si bien los medios nacionales anunciaron una suba del Gas Natural Comprimido (GNC) de entre el 3 y el 7% en Capital Federal y el Conurbano bonaerense y manifestaron que los incrementos se extenderían al interior de la provincia de Buenos Aires, las subas aún no llegaron a nuestra ciudad y todavía no hay novedades de cuándo podría aplicarse un nuevo aumento.

De acuerdo con lo manifestado por los medios nacionales son significativos los costos que deben afrontar los estacioneros para vender el gas, razón por la que han percibido pérdida de rentabilidad.

Con el objetivo de analizar el estado actual del sector el Diario mantuvo contacto con Guillermo Gastaldo, propietario de una estación expendedora de GNC.

- En Pergamino, al igual que en la mayoría de las localidades bonaerenses, ¿el gas comprimido percibirá un aumento?

- Por ahora no habrá aumentos en el GNC ni tampoco tenemos información de que se produzca en el corto plazo. Es importante aclarar que ya se produjo una suba en este combustible hace aproximadamente un mes y medio. En esa ocasión el precio del gas se incrementó en un 7%. Anterior a la suba el costo del inflamable era de 1,296 mientras que actualmente sale 1,396 (el metro cúbico).

- ¿Cuál es la razón principal por la que aumenta el GNC?

- Los aumentos de todos los hidrocarburos también se trasladan al precio del gas ya que depende del costo del petróleo y de los valores internacionales. En nuestro país los estacioneros tratan de adecuar el precio al consumidor. Inclusive estamos hablando de no aumentar el gas pero hay que aclarar que, al igual que la mayoría de los ciudadanos, nosotros debemos afrontar subas en el servicio eléctrico y un incremento del 18% que se aplicó a los sueldos de los empleados de estaciones de servicio, y un sinfín de otras subas que estamos tratando de afrontar sin subir el gas, es decir, estamos achicando nuestras ganancias.

- En los últimos tiempos el uso del GNC es una opción cada vez más elegida...

- A pesar de las crisis económicas que advertimos y que notamos en nuestro sector es importante aclarar que el consumo de gas se mantiene entre los usuarios. Hay vestigios de alguna baja pero la misma se genera por la propia retracción que la incertidumbre produce entre las personas. No obstante, el consumo sigue manteniendo los niveles ya que todavía el gas es un combustible muy elegido por el precio. Cada vez más gente incorpora equipos de GNC a sus vehículos particulares y quienes lo utilizan en su trabajo, por ejemplo, los remiseros. Inclusive se están colocando equipos de última tecnología para motores de inyección. Esto es un avance más que importante. Hoy los equipos nuevos reducen el consumo de gas y optimizan el rendimiento de los motores de última generación.

- ¿Cuáles son las principales dificultades que el sector debe afrontar?

- La crisis económica que se ha generado a partir del inicio del conflicto entre el campo y el Gobierno ha producido una merma en las conversiones que se efectúan en los autos que son a nafta. Si bien manifestamos que el consumo se mantiene y que las personas eligen el gas como combustible, es necesario destacar que no se efectúan grandes cantidades de conversiones ya que los equipos no son baratos y la ciudadanía no cuenta con recursos para afrontar este gasto. Anterior a la crisis del campo las conversiones se acrecentaban progresivamente, actualmente el mercado registra mermas.

- Al igual que en las otras estaciones de servicio se deben cumplir ciertas reglas para que el servicio funcione de manera óptima y sea seguro…

- Todos los autos a los que se les vende el insumo deben estar habilitados y no tener la oblea vencida. En la actualidad tenemos varios talleres mecánicos que están habilitados para realizar el trámite de actualización de obleas. Por eso hemos decidido trabajar en conjunto para frenar cualquier tipo de irregularidad que se presente en el mercado. Para que no se advierta ninguna clase de problema, capacitamos a nuestros empleados porque a nosotros nos controlan los inspectores. Si advierten irregularidades en las cargas que efectuamos nos clausuran la estación de servicio y esto trae aparejado clausura en la fuente de trabajo.

- ¿Cuáles son las principales actividades que lleva a cabo la Cámara de Comercializadores de GNC en nuestra ciudad?

- Hace poco tiempo que nos hemos instalado en Siria 82, a metros de la estación de GNC Herbus. En la institución nucleamos a talleristas y es nuestra idea que se acerquen también los empresarios que tienen estaciones de combustibles líquidos. Queremos unirnos para que entre todos podamos llevar adelante una lucha contra las petroleras que nos achican los márgenes económicos, razón por la que hemos perdido capacidad de rentabilidad. Queremos defendernos entre todos y luchar también por los derechos de nuestros empleados. Con la unión de todos los empresarios queremos concretar un trabajo mancomunado que nos permita obtener beneficios a todos y no realizar nuestra labor independientemente.

Cámara en acción

En la actualidad son cuatro las estaciones de servicio que existen en nuestro medio. Aunque la cantidad de estos espacios ascendería a cinco ya que en el mediano plazo abrirá una nueva expendedora de GNC. Los referentes de estas empresas se congregaron y formaron una cámara que los nuclea. El objetivo de esta unión reside en lograr las mejores condiciones frente a los proveedores, lo que redunda en un buen precio al consumidor y un conveniente margen de rentabilidad, además del correcto abastecimiento por parte de los mayoristas.

Es válido resaltar que, al igual que los otros combustibles, la distribución del GNC también se rige por cupos. En torno a esta cuestión Gastaldo manifestó que no existe peligro de desabastecimiento ya que hay una importante reserva de este inflamable para cubrir las demandas de los clientes. "Tenemos margen de stock para seguir acrecentando nuestro mercado", concluyó el empresario.

Comentá la nota