Esta vez paran tres horas el subte y aparece otro gremio en la pulseada

Interrumpirán hoy el servicio de 14 a 17. Estiman que afectará a 210 mil pasajeros. Ahora La Fraternidad quiere encuadrar a los conductores y pelea un espacio con la UTA y los delegados.
Los trabajadores del Subte anunciaron para hoy un paro de tres horas, entre las 14 y las 17, pisando la hora del regreso. La medida de fuerza es una forma de presionar por parte del cuerpo de delegados del subte para que se les reconozca una asociación gremial propia, separada de la Unión Tranviarios Automotor (UTA), con la que están enfrentados desde hace años. Ya ayer, como forma de protesta, fueron liberados los molinetes en varias de las cabeceras, entre las 8 y las 10 de la mañana.

El horario del paro de hoy se presenta como más conflictivo que el que se hizo el último jueves, que fue entre las 12 y las 14, porque el de 14 a 17 es un horario de mayor cantidad de pasajeros, por el regreso. Según la concesionaria del servicio, Metrovías, hoy se verían afectados 210 mil usuarios, aunque la empresa anunció un "cronograma de emergencia".

En el medio del conflicto entre los delegados del subte con la UTA, que es dominada por los colectiveros, se sumó un tercer actor. Se trata de La Fraternidad, el sindicato de conductores de trenes, que hizo un planteo ante la comisión arbitral de la Confederación Argentina de Trabajadores del Transporte, para que se les otorgue la representación sindical de los conductores de subte.

El planteo hace un análisis técnico de las normas sindicales, pero también sirve para que La Fraternidad se presente como la solución para los conflictos recurrentes en el subte, que han derivado en varias huelgas.

"El erróneo encuadramiento sindical de los trabajadores conductores de trenes subterráneos en la UTA ha generado, como es de público conocimiento, no sólo un permanente conflicto intrasindical sino además un persistente malestar en el usuario", dice el escrito.

El vocero de La Fraternidad, Horacio Caminos, dijo a este diario: "Es un error histórico que los conductores de subte no estén en La Fraternidad. Nosotros nunca aceptaríamos que por una interna sindical sean rehenes los pasajeros".

Uno de los voceros del cuerpo de delegados, Ariel Mastandrea, rechazó rápidamente la movida de La Fraternidad y ratificó el paro de hoy: "Nosotros estamos luchando por el reconocimiento de nuestra propia asociación gremial".

La Asociación Gremial de Trabajadores de Subte y Premetro no fue reconocida por el Ministerio de Trabajo y tampoco por la empresa Metrovías. La UTA, por su lado, insiste en que debe existir un solo sindicato "porque ésa es la manera de defender mejor los derechos de los trabajadores" y rechazó toda las medidas de fuerza convocadas por los delegados del subte.

Metrovías, por su lado, hizo una presentación ante el Ministerio de Trabajo, en la que denunció que ayer los huelguistas "manipularon irresponsablemente los molinetes y las puertas de emergencia con los riesgos que ello implica en la seguridad de los pasajeros y trabajadores del Subte". Además la empresa aseguró que se utiliza el subte como "escenario de una batalla política de unos pocos".

Comentá la nota