"Esta norma es una intromisión inaceptable"

"Esta norma es una intromisión inadmisible del Estado en la vida interna de los Partido", dijo ayer el dirigente del Partido Obrero y diputado provincial, Claudio del Plá, respecto de la ley 26571 de reforma política que promulgó el gobierno nacional.
El dirigente se pronunció a favor de que los partidos sean completamente autónomos para determinar su vida interna, algo que a su juicio la nueva norma no persigue en absoluto.

A criterio de Del Pla, la reforma política no es otra cosa que un intento gubernamental por conducir al bipartidismo en la Argentina, contener la explosión de los partidos tradicionales -el PJ y la UCR-, y forzar a ambas fuerzas a tener un solo candidato presidencial.

El PO -un partido que ha hecho escasas campaña de afiliación- debería duplicar el próximo año el número de su afiliado si pretende conservar su personería y estar en condiciones para participar de las próximas elecciones generales.

"Si no lo hemos hecho hasta ahora es porque no tenemos por política afiliar porque consideramos que la vida interna del Partido Obrero la protagonizan sus militantes", dijo a Nuevo Diario.

Electo en las elecciones de septiembre pasado, Del Pla cree que la reforma que impulsó el Ejecutivo nacional perjudica principalmente a los partidos de izquierda y bloquea el desarrollo de nuevas fuerzas políticas.

El dirigente se pronunció a favor de una reforma política local que mejore la representatividad de las fuerzas políticas de Salta.

"He sido electo diputado en la capital con 17 mil votos, pero en algunos departamentos de Salta bastaron mil votos para ser electo diputado", evaluó Del Pla.

"Entonces la Cámara de Diputados no refleja el estado de opinión del pueblo de Salta. Y lo que se tiene que hacer es una reforma que garantice que en la Legislatura van a estar todas las corrientes de opinión, incluso las más pequeñas".

Campaña o fusión

En la grilla de partidos que deberán largar campañas de afiliación para no perder su personería se encuentran también el Partido Socialista (2113), el Movimiento de Integración y Desarrollo (701), la Democracia Cristiana (1547), el Partido Humanista (1900), el Movimiento Socialista de los Trabajadores (2315) y el Partido Comunista (2360).

El Partido Conservador -el que con sólo 212 es el partido con menos afiliados en la provincia- , Recrear (2556), el Movimiento de Jubilados y Pensionados (2848), el Movimiento Regional del Pueblo (1955), Vecinos Unidos (2475) y Nueva Generación (2740), constituyen el resto de los partidos que no logran el mínimo de afiliados.

Si no llegan al piso de afiliados, la nueva ley la alternativa de la fusión: para que se concrete, sin embargo, el conjunto de los partidos que decidan hacerlo deberán sobrepasar los 3100 afiliados.

Comentá la nota