Está en marcha el segundo Juzgado de Familia de Cipolletti

La inauguración aliviará el trabajo del Juzgado 7. La nueva dependencia recibirá las causas que se inicien.
CIPOLLETTI (AC).- Luego de una larga espera, ayer se inauguró el segundo juzgado de Familia en Cipolletti. El nuevo tribunal aliviará la situación del Juzgado 7, la única dependencia que funcionaba para la Cuarta Circunscripción Judicial, que desde 2002 hasta la fecha llevaba acumuladas más de 13.000 causas.

El acto se realizó ayer al mediodía en el edificio de Roca y Sarmiento, donde funcionará el nuevo organismo que estará a cargo de Patricia Cladera de Rey, como juez subrogante. El vocal del Superior Tribunal de Justicia, Alberto Balladini, le tomó juramento a la magistrada que quedará como titular del flamante Juzgado de Familia 5.

El Juzgado 7 (ex 15) comenzó a funcionar en marzo del 2002. Desde esa fecha hasta ahora "llevaba acumuladas 13.053 causas; de las cuales 8.425 están aún en trámite, 3.296 quedaron paralizadas, 354 pasaron a archivo y 763 son sucesiones que están siendo remitidas a los juzgados civiles, ya que no se tramitan más en ese fuero", se informó a modo de dar un panorama del colapso.

Sólo en lo que va del presente año ingresaron 943 causas, a un promedio mensual de 129. Por acuerdo de ambos organismos las impares quedarán en el juzgado 7 a cargo de María Alicia Favot y las pares pasarán a la órbita del nuevo juzgado 5, "a fin de descomprimir la situación". Además, desde el lunes la nueva dependencia recibirá las causas que se inician, mientras que el 7 sólo continuará tramitando los expedientes en curso.

Balladini en su discurso destacó el número de casos que se tramitan en el fuero de familia. Dijo que estadísticamente "son superiores al fuero penal". Por eso la importancia de que la justicia pueda responder a la demanda.

El tribunal a cargo de Cladera de Rey funcionará en el primer piso del edificio de la Justicia Civil, donde se hicieron algunas remodelaciones. Se creó luego de reiterados reclamos. Por ahora tendrá una jueza subrogante, alternativa que fue propuesta por el Colegio de Abogados del Alto Valle Oeste ante la urgente necesidad de descomprimir el organismo a cargo de Favot.

Ayer también juraron la secretaria del nuevo tribunal, María Marta Gejo; la secretaria del juzgado 7, Romina Fernández (cubrirá el cargo que dejó vacante Cladera de Rey); y las nuevas defensoras Cinthia Bistolfi (a cargo de la Defensoría de Pobres y Ausentes 5); Débora Fidel (titular de la Defensoría de Menores 1) y Lisa Canero (por la Defensoría de Pobres y Ausentes 6). Estas funcionarias cubrirán los cargos temporalmente hasta que se concreten las designaciones definitivas.

Poco antes de que se iniciara el acto sorprendió la intervención de Marcelino Oliva, padre del joven asesinado en diciembre en Cipolletti, quien fue al edificio junto al padre de Eduardo Mello (ultimado en enero).

"Hagan algo, los asesinos están sueltos", enfatizó el hombre ante los funcionarios judiciales.

Comentá la nota