"El G-20 está lejos del consenso de Washington"

"El G-20 está lejos del consenso de Washington"
El ministro de Economía dijo que Argentina está satisfecha con el resultado de la reunión del Grupo de los 20 celebrada en Inglaterra.
En el último día de deliberaciones de los ministros de finazas y economía de los países del G-20, el encargado de la cartera de Hacienda en Argentina, Amado Boudou, reconoció estar muy satisfecho con las conversaciones de la reunión porque se "está lejos del consenso de Washington".

"Hemos visto profundos avances en las acciones, pero también en el discurso y rumbo de las políticas que se están gestando y que muestran un sustancial cambio en lo que eran las políticas originadas en el consenso de Washington", afirmó Boudou.

"Después de dos días de deliberaciones en búsqueda de una salida a la crisis mundial, el resultado ha sido más que satisfactorio para Argentina", dijo Boudou en conferencia de prensa, al término de la reunión que es preparatoria de la cumbre de presidentes del 24 y 25 de septiembre en Pittsburgh, Estados Unidos.

En ese sentido, el titular de Hacienda subrayó que "en el documento hay un acuerdo para mantener las políticas de estímulo", pero "se dice explícitamente que cada país debe decidir la estrategia de salida de esas medidas", por lo que se reconoce que "no hay una receta única" para superar la crisis.

Respecto a los organismos multilaterales de crédito, Boudou destacó que "se coincidió en la necesidad de fortalecerlos con un aumento de fondos para que tengan recurso para afrontar la crisis, pero también avanzar sobre un nuevo esquema de votos y toma de decisiones".

"La idea es volver a un concepto de organismo cooperativo y equitativo. Uno de los ministros dijo claramente que el Fondo Monetario Internacional (FMI) no es un banco, sino un organismo de cooperación internacional", sostuvo.

En cuanto a los paraísos fiscales o jurisdicciones no cooperativas, explicó que el G-20 tomó la decisión de que estén obligados a presentar más información en temas tributarios y se hizo una mención explícita de que si en marzo de 2010 no hubo cooperación se comenzará a sancionarlos.

Entre las medidas más destacadas adoptadas por los ministros de Economía y Finanzas del G-20 se acordó "mantener los planes de estímulo en marcha" para consolidar los ligeros indicios de recuperación de la economía mundial y limitar las bonificaciones de los directivos de la banca.

El acuerdo para limitar las bonificaciones incluye una prórroga sobre un porcentaje de los bonos pactados, a la espera de conocer el resultado de la gestión del directivo, por lo que se producirían recortes si los resultados son malos y la mayor parte de los beneficios estarán ligados a la evolución de las acciones en la Bolsa.

Comentá la nota