"Está en juego la estabilidad democrática", afirmó la Presidenta.

Se sumó así a las advertencias que el ex-presidente Néstor Kirchner viene realizando y cuestionó a la oposición política, en el acto que mantuvo en Casa de Gobierno con intendentes de Córdoba.
La presidenta Cristina Fernández de Kirchner señaló que el 28 de junio "está en juego la estabilidad y la calidad democráticas", al sumarse a las advertencias que su esposo Néstor Kirchner realizó por tercer día consecutivo sobre el escenario post electoral.

Con duros cuestionamientos a la oposición, la mandataria salió a fortalecer la noción de que una derrota oficialista afectará la gobernabilidad de cara al 2011.

Durante un acto en la Casa de Gobierno, la jefa de Estado remarcó ante intendentes cordobeses que, perder las mayorías parlamentarias complicaría la continuidad de la gestión porque la oposición no acompaña los proyectos que envía el oficialismo.

"Todas las leyes que beneficiaron a los argentinos no fueron votadas por la oposición", resumió la Presidenta, quien además se preguntó: "¿Para qué quiere la oposición otra vez la mayoría en el Congreso?. La tuvo hasta el 2001, yo me acuerdo porque era legisladora, y la utilizó para bajar jubilaciones y para la ley de reforma laboral con coimas en el Senado".

La jefa de Estado aseguró que en su discurso Néstor Kirchner realiza "una descripción de lo que ha pasado con gobiernos anteriores", y se quejó del "fastidio" de la oposición.

En ese marco, recordó una entrevista televisiva realizada días atrás por el periodista Mariano Grondona al presidente de la Sociedad Rural Argentina, Hugo Biolcatti, en la que, según señaló, afirmaron que "este gobierno puede no llegar al 2011".

"Son 20 segundos imperdibles, de clara demostración, que el 28 de junio no solamente está en juego la posibilidad de continuar con este modelo sino que además está en juego la estabilidad y la calidad democrática", afirmó.

De este modo, al encabezar un acto de obras para la provincia de Córdoba, la Presidenta defendió el discurso de denuncias que provienen de la Casa Rosada y sostuvo que no son "para asustarse" sino "simplemente para tomar nota".

Además, se preguntó "¿cuál es el modelo alternativo al que venimos desarrollando en estos últimos 6 años?" que presenta la oposición.

"En vez de hablar de cual será la política para los trabajadores y para las empresas, cual será la política monetaria, cual será la política para la estabilidad económica, mejor hablamos del peinado de la Presidenta de sus zapatos y de otros temas banales", disparó la mandataria.

En ese sentido, recordó los aumentos a los jubilados y la reestatización de empresas privadas como logros del kirchnerismo en los últimos años y subrayó que esas iniciativas no fueron apoyadas por la oposición.

La Presidenta compartió el acto realizado en el Salón de las Mujeres de la Casa Rosada junto al ministro de Planificación Federal, Julio De Vido; el secretario Legal y Técnico, Carlos Zannini; el intendente de Villa María, Eduardo Accastelo, y otro centenar de jefes comunales cordobeses.

Durante la ceremonia los funcionarios de la Nación firmaron con los intendentes una serie de convenios de obras de infraestructura para localidades de la provincia de Córdoba por un monto total de 265 millones de pesos, se informó oficialmente.

Al finalizar la reunión la Presidenta viajó a la provincia de San Juan.

Comentá la nota