'Lo que se le está haciendo a la gente humilde no tiene perdón de Dios'

Lo manifestó el gobernador de Tucumán sobre la protesta que llevan adelante los trabajadores de la salud autoconvocados. Se concretó una nueva marcha de antorchas hacia plaza Independencia donde los empleados en conflicto reiteraron sus críticas al gobierno. Termina una semana signada por fuertes cruces verbales entre ambos sectores. Mucha expectativa por el encuentro convocado por Monseñor Villalba para el lunes.
"Lo que se le está haciendo a la gente humilde no tiene perdón de Dios", volvió a reprocharles el gobernador de la provincia de Tucumán, José Alperovich a los trabajadores de la salud autoconvocados que llevan adelante un paro por tiempo indeterminado en todos los centros de atención médica ante la falta de respuestas, por parte del gobierno provincial, a sus reclamos de mejoras salariales y laborales, que ingresará en su semana dieciocho.

EN su diálogo habitual con los medios de prensa, el titular del Poder Ejecutivo reiteró que "hay personas que no reciben sus remedios. Todos tienen derecho a protestar, pero esta no es la modalidad".

De todas maneras, el gobernador confirmó que tres ministros de su gabinete participarán de la reunión de mediación convocada para el lunes por el arzobispo Luis Villalba, diciendo que "van a ir el ministro de Salud (Yedlin), el ministro de Economía (Jorge Jiménez) y el ministro de Gobierno (Edmundo Jiménez)".

"En muchos casos no se está entregando la leche a la gente; hay 4 mil operaciones menos; hay recién nacidos que no están bien atendidos y creo que ellos no tienen la culpa ellos de pagar esto. La retención de servicio no es lo correcto; todos tenemos derecho a protestar pero no el derecho de no atender a la gente", lo reiteró el mandatario.

En una semana, quizás la más dura en cuanto a los cruces verbales entre los funcionarios y los trabajadores, finalizó como transcurrió, con fuertes declaraciones y acusaciones entre las partes.

Los autoconvocados colocaron una placa recordatoria en el Hospital de Niños, en honor a dos enfermeras que murieron como consecuencia de la gripe A, denunciado que "fueron trabajadoras que dieron todo por atender a la gente y perdieron la vida sin siquiera pertenecer al sistema. Hoy son las primeras autoconvocadas".

Por la noche se realizó la IVª marcha de las antorchas, convocada por los trabajadores, hacia plaza Independencia, que como en las anteriores ediciones tuvieron el acompañamiento de un importante sector de la sociedad, marcando una importante presencia, si se la tiene que cuantificar.

Como lo decíamos, finaliza una dura semana, donde la comunidad asiste como mudos testigos a los cruces entre dos de las partes involucradas en el conflicto, el gobierno y los trabajadores, quedando de lado la gente. Todos, el común de la sociedad, apuntan sus miradas a las puertas del edificio de Av. Sarmiento al 800 (sede del Arzobispado), donde el lunes se realizará un nuevo encuentro entre los sectores convocado por Monseñor Luis Villalba.

El Arzobispo tucumano espera confiado que los trabajadores y los funcionarios del gobierno provincial lleguen a la mesa de diálogo con el objetivo claro de "encontrar una rápida solución para el bien de la gente, de los más humildes", según lo manifestó monseñor.

Comentá la nota