“Está garantizado el pago de sueldos a los municipales”

Ediles avalaron la adhesión al acuerdo con el PE
Finalmente, los 13 municipios que firmaron el Pacto Social para sueldos ya cuentan con la ordenanza de adhesión aprobada por los respectivos Concejos Deliberantes. El legislador Sergio Mansilla, en ejercicio del Poder Ejecutivo, precisó ayer que todos los municipios tienen garantizado el pago de los sueldos a sus empleados.

“En estas últimas 48 horas, el 100% de los municipios ha firmado su adhesión mediante ordenanza y evidentemente es una buena noticia, porque con eso garantizamos la planilla salarial de los empleados públicos municipales del interior y de la capital”, explicó.

Los últimos en aprobar la adhesión al convenio fueron los concejales de Bella Vista, Aguilares, Tafí del Valle y Monteros. El período de vacaciones había alterado la agenda política en varias ciudades, porque la ausencia de los ediles no garantiza el quórum para sesionar.

La urgencia de aprobar el acuerdo obedecía a que antes de fin de mes, los municipios debían contar con el instrumento público para poder recibir los fondos que les corresponden a fin de afrontar el pago de los sueldos. Esa premura obligó a los concejales de varias ciudades a efectuar la sesión con marcada celeridad.

“En la Cámara, al sancionar la ley del Pacto Social dejábamos bien en claro que estaba a disposición de cada uno de los municipios para que ellos merituaran, por medio de su Concejo Deliberante que así fuera -dijo Mansilla-. Hoy las circunstancias nos están dando la razón y evidentemente les va a dar tranquilidad a los empleados municipales”, resaltó.

Por medio de este acuerdo oficial, el Gobierno girará un total de $ 566,2 millones para el pago de sueldos en 13 ciudades (incluida la capital) para el ejercicio 2009.

Un voto en contra

En toda la provincia, el único concejal que votó en contra del Pacto Social fue José Amado Deguer (Partido de los Trabajadores) de Concepción. Durante el debate argumentó que él pregona la autonomía del municipio y que, por ende, no puede avalar ese acuerdo.

Otro caso polémico ocurrió en Famaillá, donde fracasó la primera sesión por falta de quórum. Un grupo encabezado por el edil Sergio Osores, en rebeldía con el oficialismo, no dio quórum el viernes 23. Luego se hizo una segunda convocatoria para el lunes 26 de este mes. En esa ocasión Osores y sus aliados asistieron al recinto.

Comentá la nota