Está finalizando el primer mes del 2010 y es fuerte la merma en ventas minoristas

Asoman los últimos días de enero y ya se empieza a sentir la merma en el ritmo de ventas minoristas en comercios de la capital provincial, que así van dejando atrás la explosión de operaciones producto de la navidad y año nuevo merced al aguinaldo.
Ahora, lo que queda apuntar a febrero, para el cual ya muchas vidrieras han preparado sus mejores ofertas para tentar a los clientes. Sin embargo, muchos rubros no son del todo característicos de enero, ya que es tradición regalarles juguetes, prendas de vestir y otros artículos en mayor medida de uso personal o entretenimiento.

La venta de electrodomésticos, calzado, artículos eléctricos, entre otros, ya escapan a la preferencia general popular propia de estas fechas, y ya se siente la merma en las ventas de estos comercios.

"Siempre es así, diciembre vendés todo y enero la gente no gasta, porque ya no tiene plata o porque prefiere guardarla para las vacaciones o el viaje", relata Carlos un comerciante del centro.

Un mes demasiado largo

Enero, con 31 días, se vuelve para muchos rubros comerciales muy largo. Algunos incluso optan por bajar las persianas y colocar el cartel "cerrado por vacaciones". Otros en tanto eligen reducir la planta de empleados al mínimo para bajar al máximo los costos fijos.

En general, enero es para ventas sólo en algunos rubros, agencias de turismo, restaurantes, heladerías, supermercados y un par de sectores más. El resto, va quedando en medio de una retracción de las ventas que en ciertos casos obliga a los propios dueños a hacerse cargo del pequeño comercio, ya que el costo salarial es uno de los más importantes en la escala de costos.Están los que apelan a las promociones, ofertas, combos y oportunidades, pero no siempre funcionan. Los ingresos obtenidos por las fiestas de fin de año serán en todo caso el sostén de un mes que se mueve poco comercialmente.

Comentá la nota