Ya está en etapa de prueba la onda verde sobre avenida Avellaneda

Sobre la avenida Avellaneda, entre Santamarina y Rodríguez, el Municipio de Tandil culminó las tareas de digitalización e interconexión a través de Internet de los semáforos situados en ese tramo, poniendo además en funcionamiento en modalidad de prueba el sistema de "onda verde".
Con la instalación de equipos y el software necesario, los semáforos ahora pueden sincronizarse, monitorearse y la vez controlarse los tiempos de verde de cada uno de ellos desde una computadora central, realizando ajustes o detectando fallas.

Desde la pasada semana, el nuevo sistema se encuentra en modo de prueba, que se extenderá durante unos 15 días, para posteriormente habilitar definitivamente la "onda verde".

La nueva etapa de plan destinado a agilizar el intenso tráfico y mejorar las salidas vehiculares del microcentro tuvo su primer paso con la implementación de ese mismo mecanismo sobre las avenidas Marconi y España.

Las labores de digitalización e interconexión se desarrollaron en los semáforos situados sobre Avellaneda en las intersecciones con Santamarina, Alem, 9 de Julio y Rodríguez, y estuvieron a cargo de la empresa Dokko Group.

La Subsecretaria de Gobierno comunal, Natalia Correa, explicó que "la incorporación de nueva tecnología es una de las herramientas con las que busca hacer mucho mas fluido el intenso tránsito que tiene la ciudad, ante el gran crecimiento del parque automotor que ha tenido en los últimos años".

Correa recordó que "todo este proceso de implementación gradual del sistema de onda verde se inició durante la gestión de Marcos Nicolini al frente de la Secretaría de Gobierno –hoy presidente del Concejo Deliberante-, con una primera etapa sobre España y Marconi, y ahora en un tramo de Avellaneda".

"En el caso de los semáforos sobre ésta última avenida ya se completó la digitalización y también la conexión a Internet. Ahora habrá un período de prueba para poder determinar y ajustar la velocidad exacta de circulación a la que se podrá acceder a la onda verde", precisó Correa.

La necesidad de garantizar la fluidez del tránsito sobre avenidas y mejorar las salidas vehiculares del centro, que es el punto de mayor congestionamiento, fueron algunas de las recomendaciones surgidas del estudio que el Municipio encargó a la Facultad de Ingeniería de la Unicén, y "siguiendo esos lineamientos se está avanzando en distintas medidas", afirmó.

A mediano plazo, cuando la totalidad de los semáforos se encuentran digitalizados e interconectados, un sistema informático centralizado podrá coordinar de manera automática los tiempos de verde y espera en cada semáforo, facilitando la movilidad y los desplazamiento en el espacio urbano, siguiendo el modelo adoptado en las principales ciudades del mundo.

Comentá la nota