Está en duda cambio de huso horario

El reclamo de empresarios hoteleros, gastronómicos y comerciantes bonaerenses y porteños para que no se concrete el cambio de huso horario el próximo fin de semana parecería haber surtido efecto. "Una alta fuente del Gobierno nos confirmó que no se cambiará el huso horario el próximo sábado", aseguró ayer Juan Mirenna, presidente de la Cámara Argentina de Turismo (CAT), que nuclea a las entidades que representan a todo el sector.
Los empresarios pedían que no se cambiara el huso horario ya que, en las dos últimas temporadas, la extensión del horario de luz hasta después de las 21 horas les había ocasionado grandes pérdidas, sobre todo a los locales gastronómicos en la Costa Atlántica, pero también a espectáculos y comercios. Argumentan que ese cambio redujo el número de comensales de 30% a 40% en Mar del Plata y Pinamar, entre otras ciudades balnearias, ya que la gente extendía su estadía de playa hasta la noche y llegaba más tarde a cenar, con lo cual disminuía la rotación en los locales.

No sería llamativo que el Gobierno decidiera dar marcha atrás con la medida. Hasta ayer, eran pocas las provincias que no habían rechazado el cambio de huso, entre ellas Capital Federal, la provincia de Buenos Aires y Tucumán, con lo cual la intención de ahorrar energía carecería de sentido al aplicarse en una minoría de provincias. Aún falta que el Gobierno nacional lo anuncie oficialmente.

En la conferencia de prensa, los miembros de la CAT mostraron optimismo para la próxima temporada estival, en virtud de los resultados del último fin de semana largo, cuando cerca de 900.000 personas viajaron a destinos turísticos, un 5% más que en igual fecha de 2008, según informó la Secretaría de Turismo de la Nación. Varias ciudades registraron alta ocupación y los empresarios esperan una buena temporada, alentando a los turistas con precios sin aumentos en alquiler de inmuebles en la Costa. "Se está reactivando el turismo interno. El fin de semana también la gente consultó más por alquileres para la temporada", agregó Mirenna.

La CAT anticipó que para 2010 se reactivarían los viajes de larga distancia, con lo cual se espera una recuperación en arribos de extranjeros, que en 2008 dejaron u$s 4.600 millones.

Los representantes del sector también insistieron en la necesidad de que la CAT tenga "un asiento en el directorio de Aerolíneas Argentinas. Podemos aportar mucho con nuestra experiencia para que la empresa sea más eficiente y sirva de base para interconectar al país", dijo Oscar Ghezzi, vicepresidente de la CAT y titular de Fehgra. "Pero aún no tuvimos respuesta", aclaró.

Comentá la nota