"Aún no está dicha la última palabra", dijeron ayer trabajadores de Papelera

Ayer se realizó una nueva audiencia conciliatoria en la que Papelera Azuleña no presentó la documentación que acredite la conformación real del directorio. Asimismo, quedó asentado que deberá pagar la deuda que mantiene con su personal un día antes de retomar sus actividades. Para esto tiene plazo hasta el 30 de septiembre. Los trabajadores se mostraron medianamente conformes con esta nueva reunión, aunque cautelosos.
En la audiencia de conciliación que ayer a la mañana se realizó en la Delegación Regional Azul del Ministerio de Trabajo entre integrantes de la sociedad de Papelera Azuleña y los trabajadores, representados por el Sindicato del Papel y la Federación del Papel, avanzaron unos pasos pero no puede decirse que el conflicto esté resuelto, ya que en realidad no hubo una respuesta concreta a lo que vienen planteando los empleados desde hace meses.

En principio, según se desprende del acta, la empresa acreditará recién en el término de 48 horas quiénes son los socios responsables, una exigencia que ya en audiencias anteriores fue requerida por la Federación ya que hasta el momento no hay ningún papel original que certifique fehacientemente quiénes son los integrantes del directorio.

Además, la firma reconoció adeudar al personal la segunda quincena de agosto y la primera de septiembre de este año; la sexta cuota que debe abonar por las quincenas anteriores que les debe; y 115,38 pesos a cada empleado de uno de los convenios que rubricaron ante el Ministerio y que no se cumplió.

"Estos conceptos la empresa los abonará íntegramente con 24 horas de anticipación al reinicio de la actividad fabril, la cual deberá normalizarse con plazo máximo el 30 de septiembre de 2009", se dejó constancia en el acuerdo que fue homologado en el Ministerio.

Ante estas perspectivas, la Federación decidió esperar hasta fin de mes para presentar el pedido de quiebra de Papelera, en caso de que nuevamente no cumpla lo que se refleja en el acta.

La audiencia de ayer

Durante el encuentro de ayer estuvieron presentes Roberto Narvaja, integrante de la comisión directiva del Sindicato del Papel; Elisén Pereyra y Rodolfo Acosta, delegados de planta; asesorados por los doctores Roberto Omar Becerra y Carlos Maldonado, este último apoderado y asesor letrado de la Federación del Papel.

Acompañándolos estuvo Hugo de Franchi, en su carácter de secretario General de la CGT Regional Azul.

Por la empresa fueron Jorge Scabuzzo y Abel Amaya, integrantes de la sociedad, quienes contaron con el patrocinio jurídico de Germán Vena y Alejandro Olivera.

También estuvo el secretario de Desarrollo Económico Diego Santillán, representado a la Municipalidad de Azul. Si bien se trata de una empresa privada, la comuna se hizo presente en la audiencia porque en mayo pasado le otorgó un préstamo de más de 62.000 pesos a la empresa para que abone parte de la deuda que mantenía con su personal y pudiera retomar su actividad.

Como ya es sabido, a cambio Papelera debía mantener las fuentes laborales, cosa que no ocurrió porque al poco tiempo despidió a tres trabajadores. Además, empezó a incumplir una vez más el pago de las quincenas y de lo acordado nuevamente.

Al margen de esto, el municipio le dio el préstamo aunque no se sabe hoy por hoy a quién porque, por lo que se viene discutiendo en el Ministerio, aún no está claro quiénes son sus verdaderos dueños.

"No está dicha la última palabra"

"Estamos medianamente conformes con la audiencia porque estamos un poco mejor que antes, ya que ahora por lo menos han puesto un abogado y tenemos un poquito más de expectativas que las veces anteriores", dijeron Narvaja, Acosta y Pereyra ayer al terminar la audiencia y hablar con este diario.

Según comentaron, ahora la empresa "va a tratar de refinanciar las deudas con los acreedores".

Aunque tienen alguna expectativa, fueron muy cautelosos y advirtieron "todavía no está dicha la última palabra", teniendo en cuenta que aún no se acreditó quiénes son los titulares de Papelera Azuleña y que se manejaría como fecha tope para que vuelva a producir el 30 de septiembre próximo, "pero no está nada cerrado".

Respecto a la conformación del directorio, señalaron que "el abogado dijo que el jueves va a llevar toda la documentación como corresponde" y marcaron que hoy "siguen siendo Scabuzzo y Amaya los dueños. Scabuzzo tiene el 66 por ciento de las acciones y Amaya el 33".

Consultados en qué quedo la incorporación del olavarriense Cristian Auer, que hace unos meses atrás fue presentado como el presidente del directorio, dijeron que "quedó como garantía de crédito".

En este contexto, remarcaron que desde la empresa "presentaron todos los papeles en el Ministerio de Trabajo y legalmente no servían. Pusieron a Auer como presidente pero resultó que los papeles no estaban registrados, así que no era nadie".

Señalaron que pese al error, "creemos que el Ministerio actúo de buena fe, igual que el municipio".

Sobre este último, comentaron que Santillán reconoció que ante la premura para que los trabajadores recibieran el dinero del crédito "no controlaron los papeles" que obraban en el Ministerio de Trabajo.

Quienes sí se dieron cuenta de que no estaba acreditada la conformación del directorio fueron los representantes de la Federación del Papel.

Necesidad de los trabajadores

En otro tramo de la nota, comentaron que ayer durante la audiencia, Scabuzzo y Amaya señalaron que hay posibilidad de que la fábrica continúe trabajando, contrariamente a lo que habían planteado en las anteriores audiencias.

Del pago de todo lo que les adeudan, marcaron que "seguimos discutiendo en el Ministerio los problemas de la empresa y no se está teniendo en cuenta la necesidad concreta que tenemos hoy los trabajadores", cuya situación económica es muy delicada.

Consultados en qué quedó el pedido de quiebra que iba a presentar la Federación, explicaron que "va a esperar teniendo en cuenta la posibilidad que existe de reactivar la fábrica".

Añadieron que "entendemos que de todas maneras deberían solucionarlo antes porque nosotros no podemos estar esperando tanto".

Por último, agradecieron a la Federación que les entregó un subsidio a cada trabajador para palear en parte su situación, como así también el acompañamiento de la CGT Regional Azul.

Rodolfo Acosta, Roberto Narvaja y Elisén Pereyra, dirigentes del Sindicato del Papel, señalaron ayer que si bien avanzaron en la audiencia "nada está cerrado".

Comentá la nota