“Esta crisis es mucho más solucionable”

Si bien no participó físicamente de la charla, el vicepresidente 3º de la Unión Industrial Argentina envió un mensaje filmado sobre la actualidad del sector
José Ignacio de Mendiguren pronosticó que “si sabemos administrar esta crisis, se va a despertar algo mucho más positivo para la Argentina”.

El lunes, en el salón de eventos de la Cooperativa Eléctrica, la Cámara de la Industria Textil de Luján organizó una actividad sobre la actualidad del sector en el marco de la crisis financiera mundial.

Si bien en un principio la actividad iba a contar con la disertación de José Ignacio de Mendiguren, el vicepresidente 3º de la Unión Industrial Argentina (UIA) no pudo asistir debido a la convocatoria que recibió de parte de Cristina Fernández de Kirchner para sumarse a la comitiva en la gira que la presidenta realiza desde el viernes pasado por Estados Unidos y África.

De cualquier manera, el representante de la UIA envió un mensaje filmado dirigido a los presentes, en su mayoría pequeños textiles del distrito.

Como introducción de sus reflexiones, de Mendiguren aseguró que la situación actual amerita “hacer militancia, estar activo ante la crisis”.

“Creo que pasada la crisis viene un nuevo orden económico mundial, que va a dar una nueva oportunidad a todos los países que sean fuertes en la valorización productiva. Si sabemos administrar esta crisis, se va a despertar algo mucho más positivo para la Argentina”, expresó.

De Mendiguren marcó como un aspecto fundamental “proteger esos activos productivos que son los que van a darnos la posibilidad de salir de la crisis con una enorme fortaleza. Un activo productivo es un patrimonio nacional, porque es aquello que va a necesitar la Argentina para estar con fortaleza en el nuevo mundo que viene”.

Por otra parte, recordó que durante las distintas crisis financieras a nivel global desatadas a lo largo de la década del 90, “Argentina le dio la peor respuesta productiva”, porque “si bien se tomaron medidas para evitar la corrida financiera, nada se hizo para evitar la corrida productiva”.

“Para que la industria textil sea viable, requiere de una decisión política. Si no hay decisión política de mantener una industria como la nuestra, es muy difícil, porque magia no se puede hacer”, agregó.

Sobre el final de su alocución gravada, el representante de la UIA reclamó medidas puntuales. En especial marcó la necesidad de mantener el mercado interno, evitar el abandono del sector productivo por parte del sector financiero y mantener un tipo de cambio competitivo.

“Estamos en problemas. Tenemos que actuar. Necesitamos de ustedes. Pero sepan que esta crisis es mucho más solucionable que aquella de diciembre de 2001”, dijo de Mendiguren.

Con la presencia de la intendenta Graciela Rosso y de diferentes funcionarios relacionados con el área de Producción, terminada la proyección del video se dio lugar a la charla de un grupo de profesionales pertenecientes a la UIA y a la Fundación Garantizar.

En este sentido, el jefe de Estudios Económicos de la Unión Industrial, Diego Coatz, brindó una extensa exposición sobre las múltiples causas de la actual crisis, sus alcances y posibles impactos en la economía del país.

Con un lenguaje excesivamente técnico, Coatz puntualizó que “si todos nuestros principales socios comerciales deprecian sus monedas en un 40% o 50%, nuestra competitividad real cae en forma drástica. Con este tipo de cambio no se puede mantener el superávit comercial que tiene Argentina”.

“El margen de competitividad que había con Brasil se acabó de un día para el otro”, explicó con respecto a la fuerte devaluación de la moneda realizada recientemente por el país vecino.

“La situación patrimonial de la industria en Argentina es totalmente diferente que la existente en la década del 90. En ese momento las industrias estaban endeudadas, sin productividad, sin volumen de ventas. Hoy la situación es mucho más favorable. Por otra parte, en octubre de 2001 aquel que hablaba de devaluar la moneda era prácticamente condenado. Hoy nadie discute que el tipo de cambio debería subir”, agregó Coatz.

La actualidad del sector textil

En diálogo con EL CIVISMO, el presidente de la Cámara de la Industria Textil de Luján, Daniel Pruski, explicó que al menos en esta zona la actividad del sector cayó entre un 40 y un 50 % en los últimos meses.

“En principio, lo que nos unió para armar una Cámara es lo que venía importado desde los países asiáticos y algo de Brasil, que nos estaba pulverizando en el tema de precios. A esto se sumó el contexto internacional, pero eso no lo podemos manejar nosotros. Es indudable que se viene una recesión”, dijo.

Si bien el panorama es por demás complicado, Pruski negó que puedan producirse despidos masivos, al menos en el corto plazo: “Estamos aguantando a todos nuestros empleados aunque no sea rentable. Nuestra mano de obra es muy especializada, no podemos prescindir de esa mano de obra, porque después cuesta mucho recuperarla”.

Desde la Cámara calculan que en Luján la industria textil está compuesta por 120 Pymes y Mini Pymes que producen cerca de 7 millones de metros mensuales, cifra que equivale a unos 1.600.000 kilos mensuales de hilado.

“Entre directos e indirectos el rubro textil genera cinco mil puestos de trabajo. Somos un rubro muy importante en la zona. Si nosotros no trabajáramos muchísima gente la pasaría muy mal. El impacto de nuestra actividad llega a más de 10 mil familias”, especificó Pruski.

Comentá la nota