"Está clarísimo que la declaración jurada de Cristina Kirchner es falsa"

Lo dijo a lanacion.com uno de los abogados que denunció al matrimonio presidencial por el crecimiento de su patrimonio; añadió que después de las elecciones "hay otra sensación térmica" en la Justicia y afirmó que la Presidenta y su marido deben ser indagados; Oyarbide no descartó citar al contador de la pareja
El abogado Enrique Piragini es uno de los que denunció a los Kirchner por el sideral crecimiento de su patrimonio, que según la última declaración jurada de bienes de la Presidenta registró un aumentó del 158 por ciento.

En una charla telefónica con lanacion.com, el letrado no dudó de que el documento que la jefa del Estado presentó ante la Oficina Anticorrupción (OA) "es falsa" y consideró que "hay elementos suficientes" para que, tanto Cristina como Néstor Kirchner, sean indagados por el juez federal Norberto Oyarbide, que tiene a su cargo la investigación por la fortuna personal del matrimonio presidencial.

"Por más de que la Presidenta se jacte de que su declaración jurada está en Internet, está claro que es falsa", sentenció el abogado. Y avanzó con ejemplos: "Dejando de lado los emprendimientos comerciales, entre 2007 y 2008 redujeron en 14 la cantidad de inmuebles de su propiedad pero, sin embargo, el patrimonio aumentó sideralmente en el rubro alquileres. Esto es inexplicable. Y también es imposible que los inquilinos hayan pagado los alquileres que figuran", detalló.

El juez espera. Oyarbide, por su parte, ratificó que está esperando que tanto la OA como la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) remitan los originales de las declaraciones juradas para avanzar. No descartó citar al contador que firma los documentos una vez que haya analizado "en profundidad" los datos.

Para Piragini, en tanto, una de las claves de la poca fiabilidad de la declaración jurada de Cristina Kirchner gira en torno al hotel Los Sauces en el Calafate. La Presidenta valúo su parte del emprendimiento en casi $ 825.000, mientras que su marido lo valuó en su declaración en algo más de 4,3 millones de pesos. "Esto no resiste el menor análisis. Denota a las claras una maniobra destinada a manipular la declaración jurada", evaluó el abogado.

Según su análisis, las irregularidades de las que acusa a los Kirchner se enmarcan en el delito previsto en el artículo 293 del Código Penal, que prevé penas de entre uno y seis años de prisión, para quien "insertare o hiciere insertar en un instrumento público declaraciones falsas, concernientes a un hecho que el documento deba probar".

Antes y después. Piragini cifró sus esperanzas en que la causa contra el matrimonio presidencial avance en lo que llamó un "cambio de sensación térmica" en los tribunales a partir de la derrota del Gobierno en las elecciones legislativas. Así lo explicó: "Es evidente que después del 28 hay otra sensación térmica. Los genuflexos que durante años estuvieron agazapados empiezan a moverse. Causas que estuvieron dormidas en cajones durante años empiezan a desempolvarse. No es casual que hayan empezado a reactivar causas contra personajes del poder como la de [el secretario de Medios, José] Albistur", analizó en alusión a la citación a indagatoria del funcionario por supuesto desvío de fondos en el manejo de la publicidad oficial.

En el mismo sentido, considero que si el juez y el fiscal "actúan conforme a derecho", Néstor y Cristina Kirchner "terminarán siendo citados" y no descartó que también tengan que pasar por tribunales el contador del matrimonio y "otros encubridores" que, siempre según el abogado, pudieron haber contribuido a "falsear información".

tra vez en la mira. La investigación por el incremento de la fortuna personal de los Kirchner y, en particular, el crecimiento que registró entre 2007 y 2008, cobró nuevo impulso en las últimas con la decisión de Oyarbide de iniciar una nueva pesquisa por supuesto enriquecimiento ilícito.

El juez actuó a partir del requerimiento de instrucción que presentó el fiscal Eduardo Taiano a principios de semana en la que le pidió a Oyarbide que comience por obtener las copias de las declaraciones juradas que el matrimonio presentó ante la OA y la AFIP con respecto a 2008. Pero al librar los oficios, el magistrado amplió su requerimiento a 2007. La idea es contar con todos los datos para poder evaluar la evolución del patrimonio entre un año y otro.

Comentá la nota