"Esta ciudad es mi pasión"

El candidato radical considera que el proyecto de Lifschitz "capotó" y augura que el próximo gobernador, y también el intendente, serán radicales. Se anota en la carrera por el Palacio de los Leones, "excepto que haya alguien mejor".
Jorge Boasso buscará este domingo ser reelecto concejal, cargo que ocupa desde hace 16 años. "Nunca me interesó otro cargo político. Me especialicé desde temprano en los temas de la ciudad, nací en Rosario, vivo en Rosario, moriré en Rosario y me llamo Jorge Rosario. Esta ciudad es mi gran pasión", asevera el edil radical quien dice estar convencido que la lista que encabeza "está peleando ingresar tres concejales" sobre los once que se renuevan. "Creo que vamos a un resultado de tercios entre el PS, el PJ y nosotros", proyecta y vincula la caída de intención de voto del socialismo "con la mala gestión del intendente en especial en los barrios y por la borocotización del partido en la votación de la Ley de Medios". Reivindica sus propuestas en torno a la inseguridad, sus particulares spots de campaña y advierte: "Lifschitz se está jugando en esta elección su candidatura a gobernador, le voy a dar una mala noticia, por cómo se perfila la elección, ese proyecto capotó. El próximo gobernador seguramente será un radical y también el intendente". ¿Y usted se ve candidato a intendente en 2011? "Excepto que haya alguien mejor", responde, fiel a su estilo. Durante el extenso diálogo que mantuvo con Rosario/12, Boasso reiteró gran parte de sus consignas de su campaña: cuestionó a "la gestión agotada del socialismo", aseguró que el municipio debe involucrarse en la problemática de la inseguridad y también criticó al PJ por presentar una lista "que es una ensalada rusa".

"La política es un juego de percepciones y la percepción nuestra en cuanto a la aceptación de la gente en los últimos días creció notablemente. De arrancar un escenario 30 días atrás con la posibilidad de tener un concejal, estamos peleando el tercero", dijo de entrada.

-¿A qué atribuye ese crecimiento?

-En lo personal hay un reconocimiento de un trabajo perseverante con pocas dobleces, hay además un reverdecimineto del radicalismo, un golpe a la fe pública muy grande de la borocotización del socialismo con la Ley de medios K, que con lo del otro día rompieron el contrato de la palabra, juraron y perjuraron hasta 48 horas antes que iban a votar en contra. Hay además una muy mala consideración de la administración Lifschitz, fundamentalmente en los barrios, hay un abandono total, reclamos de todo tipo desde el pavimento, pasando por las cloacas, mala iluminación, problemas con el transporte y fundamentalmente la inseguridad. El peronismo va a sacar muchos menos votos que en la interna porque la gente percibe que es una ensalada rusa. Ambos dieron una muestra más de kirchnerismo, porque ambas listas votaron a favor de la Ley de Medios.

-Lifschitz denunció un pacto entre usted y Cavallero.

-Si fuese así yo no estaría ridiculizando a Cavallero en nuestros avisos como kirchneristas.

-¿Se arrepiente de esos spots ante las críticas recibidas?

-En absoluto porque a Clarita la mostramos como es, un casette automatizado, que lleva a todos los reportajes una hoja con los temas que le dicen que tiene que hablar.

-Usted y Giuliano instalaron el tema seguridad en la agenda, ¿qué balance hace de las ideas planteadas?

-Lamentablemente no hubo debate en los medios porque Clara García lo rechazó. Instalamos el tema y el intendente empezó a debatir por los medios con agresividad, nunca había pasado que Lifschitz se saliera de sus cabales, en los últimos días pareció un hincha desaforado.

-¿Cree que la seguridad debe ser abordada por la municipalidad?

-La salud es de competencia provincial, pero el municipio se involucró, tomó la decisión correcta de invertir en esa área. Con la seguridad pasa exactamente lo mismo, un municipio con un millón de habitantes no puede desentenderse del tema. Lifschitz y el socialismo creen que es un tema ideológico, y no es de derecha ni de izquierda. Todas nuestras propuestas están en el marco de la ley, no se nos ocurrieron locuras como en Gálvez ni en Arroyo Seco, queremos firmeza dentro de la legalidad.

-Lifschitz dijo que su discurso es similar al de la mano dura que utilizaron Rico, Patti y Blumberg.

-Es el improperio de alguien que tiene un desequilibrio emocional, por eso me compara con el padre de un hijo que mataron y con un genocida cuestionado por toda la sociedad.

-¿Qué se pone en juego el domingo?

-Concepciones diferentes de cómo gobernar Rosario, por ejemplo de cómo abordar el tema seguridad, también se pone en juego la posibilidad de terminar con mayorías automáticas que le hacen muy mal a la democracia. Además Lifschitz se está jugando su candidatura a gobernador, y le voy a dar una mala noticia, kaput, por cómo se perfila la elección, capotó ese proyecto de gobernador. Creo que en 2011 hay muchas posibilidades de que el gobernador de Santa Fe sea radical y el intendente también. Yo voy a seguir trabajando para la consolidación del radicalismo.

-El PS le endilgan falta de renovación por sus 16 años de concejal.

-La misma falta de renovación de Lifschitz que hace 18 años está en la administración pública. Es más digno estar en el mismo cargo 16 años porque habla de una super especialización que los que están en siete cargos distintos durante 20 años como Clara García. Yo me dediqué a lo que sé: la seguridad social y a la concejalía en Rosario. Nací en Rosario, vivo en Rosario, viviré en Rosario y me llamo Jorge Rosario Boasso, nunca busqué otro cargo.

Comentá la nota