Está en análisis, pero se aprobaría en las próximas semanas Pilar otorgará beneficios tributarios a empresas que contraten personal local

Habrá exenciones impositivas a aquellas firmas que tengan en su plantel a más del 75% de empleados pilarenses. La medida pretende hacerle frente a la ola de despidos que podría generar la crisis financiera mundial. “Si creemos que el problema no nos va a llegar, no sabemos de gestión”, sostuvo el intendente Humberto Zúccaro.
“Es imposible que la crisis no nos toque, el que no se prepara para enfrentarla no sabe de gestión”. La frase pertenece al intendente Humberto Zúccaro, quien en las últimas semanas analiza una idea que cada vez toma más cuerpo. Por un lado facilitar la llegada de inversiones a través de la radicación de empresas, y por el otro aumentar la cantidad de puestos de trabajo.

Todo, en el contexto de la crisis financiera internacional que, prevé el mandatario, local, “repercutirá también en Pilar”.

Es por eso que la intención del jefe comunal es aplicar exenciones impositivas a las nuevas firmas que se radiquen en Pilar, no sólo en el Parque Industrial, siempre y cuando cumplan con una ineludible condición: que la nómina de empleados esté compuesta por lo menos por el 75% de trabajadores locales.

“Les digo a mis vecinos pilarenses que se nos avecina una crisis que viene a nivel mundial y que es imposible que no pegue un coletazo en la Nación, Provincia y Comuna. Y si no aprendimos lo que pasó en el 2001 no aprendimos nada. Yo quiero trabajar denodadamente en la solidaridad y en la capacidad de tender la mano, de que no se pierda un puesto de trabajo en nuestra localidad porque no pensar en esto es no saber de gestión”, bramó ayer Zúccaro desde el escenario, con motivo de los festejos por el 189 Aniversario de la Firma del Tratado del Pilar.

Si bien la idea de Zúccaro surgió tras las tramitaciones de una empresa en particular, que emplearía a unas 250 personas, la intención es extender la modalidad a todas las firmas que se radiquen en el distrito.

“Cada día necesitamos que nuestros empresarios se sienten juntos a una misma mesa y que no le quiten el trabajo a ningún habitante de la provincia de Buenos Aires, y por eso sufriré tanto cuando se cierre una fábrica, cuando los trabajadores se queden sin su trabajo, porque ellos (por los empleados) entendieron lo que es tener un trabajo digno y dejar de depender de un clientelismo político que le entregaba una bolsa de comida”, cerró el mandatario local.

En el transcurso de este semana, desde el gobierno podrían reunirse con distintas empresas e incluso con la Cámara del Parque Industrial, para avanzar en una medida que el intendente considera clave, con el objeto de lograr morigerar, aunque sea un poco, los embates de una crisis que ya se hace sentir.

Comentá la nota