"Se está agotando el estilo de manejo económico K, se necesita un service de racionalidad"

Lo dijo Javier González Fraga ante empresarios y ejecutivos cordobeses. Además, consideró que las condiciones actuales distan de ser similares a las de 2001.

Para el asesor económico financiero Javier González Fraga los problemas económicos de la Argentina no tienen que ver con la crisis internacional, a pesar de que los efectos se sienten. "Estamos ante un deterioro fiscal disimulado desde hace tres años, del tipo de cambio, con una inflación importante y una ausencia de estrategia de crecimiento", afirmó en su disertación en el 2º Pre-Coloquio 2009 del Instituto Argentino de Ejecutivos de Finanzas (Iaef) realizado ayer en Córdoba. Además, consideró que hay colapso de la inversión a raíz de "una montaña de desconfianza" y que ahora "estamos en piloto automático en el agro, la industria, la energía; no hay estrategia de integración al mundo y tenemos aislamiento financiero".

En cuanto a la situación fiscal, la calificó como "delicada" y apuntó que los funcionarios demuestran nerviosismo e improvisación y se están pagando las consecuencias del otorgamiento de subsidios concedidos en los últimos años. Respecto del gasto público, advirtió que se nota una lenta disminución del ritmo, pero al discriminar se nota una baja en los rubros atados a las transferencias a las provincias (Córdoba lo padece a raíz de que no recibe los fondos del PAF ni de la Caja de Jubilaciones), pero se nota una suba de los discrecionales, que siguen altos. "Hay una ecuación de que van a poner plata donde haya respuesta de votos en vez de producción", añadió.

Ante esto y con un panorama electoral complicado para el matrimonio presidencial, el especialista no dudó en afirmar que "se está agotando el régimen kirchnerista y el estilo de manejo económico K, se necesita un service de racionalidad". Inmediatamente, explicó que, según su punto de vista, no hace falta un cambio de la política fiscal ni cambiaria sino volver a darle competitividad al país, tener políticas industriales y cambiar la política implementada hasta el momento.

Por su parte, el economista Carlos Melconian -otro disertante de la jornada- coincidió al afirmar: "Parte del resultado electoral incluye el estilo de gobierno. Por propia voluntad no lo cambiarán, pero si lo dicen las urnas...".

Asimismo, González Fraga descartó que el "país explote" por la cuestión económica como fogonea el ex presidente Néstor Kirchner y afirmó que "no hay nada que se parezca al 2001"; afirmación que se sustenta en distintas variables: el nivel de reservas es tres veces mayor que en 2001, el tipo de cambio no está congelado, el nivel de la recesión no es de la misma magnitud, ni se habla de colapsos como entonces. "Puede haber más inflación, pero no me imagino que el Banco Central con más de 40.000 millones de pesos de reserva caiga en default, no es lógico pensar en default, ni en una máxima devaluación", sostuvo y añadió que no ve a mayo como un mes complicado, pero no se animó a pronosticar lo que pasará en junio. "Habrá mucho ruido en el mercado cambiario, será un período larguísimo, pero el Banco Central está manejando la situación relativamente bien y seguramente también lo hará", estimó.

Comentá la nota