Ya está el acuerdo para que los cobistas regresen a la UCR

Ya está el acuerdo para que los cobistas regresen a la UCR
El partido del Vicepresidente participará de la interna radical y se repartirá los cargos por igual con el radicalismo ortodoxo. El único que se opone es Iglesias.
Ya está acordado el regreso de los cobistas a la UCR. En carrera para los próximos comicios, el Confe participará como una línea interna en las elecciones que tiene el radicalismo en abril, en las que consagrarán una lista común de candidatos consensuada previamente.

Después del voto "no positivo" del Vicepresidente de la Nación a las retenciones al campo, el pacto se fue gestando silenciosamente. En breve, será convalidado por las máximas autoridades de los partidos: Julio Cobos por el Confe (Consenso Federal) y el presidente de la UCR a nivel nacional, Gerardo Morales. Después de ese suceso, los cobistas se reafiliarán a la UCR y participarán de las elecciones internas que están previstas para el 26 de abril y por las que se levantará la intervención que está vigente en el partido desde finales de 2006.

"La idea que estamos trabajando es una fusión del Confe con la UCR. Legalmente sería como una sociedad comercial. Cuando dos empresas se funcionan, una absorbe a la otra, en este caso será la UCR la que absorberá al Confe", explicó el interventor radical Carlos Le Donne.

Aunque Le Donne dice que "hay que esperar", ya existe un documento que están trabajando en conjunto radicales y cobistas para rubricar el acuerdo. Los mentores de ese escrito son el intendente de Godoy Cruz, el cobista Alfredo Cornejo, el ex legislador radical Armando Camerucci y el interventor.

En el texto, dejan sin efecto el requisito exigido por la Carta Orgánica de la UCR, por el cual los que quieran ocupar un cargo partidario deben contar con dos años de afiliación. Por lo tanto, los cobistas que se afilien a la UCR (y dejen de participar del Confe porque no pueden tener doble afiliación) podrán también aspirar a un cargo dentro del partido que los vio nacer a la vida política y que dejaron cuando Cobos fue expulsado por haberse aliado al ex presidente Néstor Kirchner.

Así los radicales irán a las urnas en abril, elegirán las autoridades partidarias y ratificarán la la lista de candidatos a cargos electivos (legisladores nacionales, provinciales y concejales) acordada. Los afiliados al Confe que se resistan a afiliarse al radicalismo y los independientes sólo votarán la lista para cargos electivos.

Iglesias quedó afuera

Por ahora, el ex gobernador Roberto Iglesias y sus partidarios (que conforman la línea interna denominada Convergencia) quedaron afuera del acuerdo porque quieren evitar el regreso de Cobos al radicalismo.

Los cobistas y los radicales especulan con que los iglesistas los desafiarán en la interna. Entonces, además de la lista que salga del acuerdo entre el Confe y la intervención, podría haber un segundo listado con candidatos iglesistas. Sin embargo, esa posibilidad no es vista como una amenaza para las ambiciones de los sectores que están armando la reunificación partidaria, porque sostienen que Iglesias ya no tienen peso territorial. Los intendentes radicales, Víctor Fayad (Capital) y Eduardo Giner (Tunuyán) son proclives a la vuelta de los cobistas a la UCR.

Como la intervención rige hasta el 26 de abril, el iglesismo no podrá impugnar la interna ante ningún órgano partidario porque una intervención supone la desaparición de los mismos.

De todas maneras, desde la intervención mantienen conversaciones con los iglesistas para persuadirlos a que adhieran al acuerdo, pero por ahora no han conseguido resultados. Paradoja: la intervención fue pedida por el iglesismo hace más de dos años y hoy están enfrentados.

Por último, los peronistas

¿Qué van a hacer los cobistas con los peronistas que son sus aliados y que no participarán de la interna radical? Parece que encontraron una respuesta: les propondrán un acuerdo después de la interna radical.

Por eso, luego de abril, los cobistas apuestan a consagrar la boleta conformada por Consenso Federal, UCR y Unidad Peronista (que es la fuerza política del diputado bonaerense Felipe Solá). Los mendocinos que forman parte de esa estructura son el diputado nacional Enrique Thomas, el senador provincial Guillermo Amstutz y Jorge Pardal, entre otros.

La idea es que los peronistas puedan poner algún candidato, que ocupará algún lugar en la lista definitiva cedido por el cobismo. Según pudo saber Los Andes, hay malestar en este grupo por la decisión de los seguidores de Cobos de volver al radicalismo y hacer un acuerdo posterior con ellos, que fueron sus aliados cuando Cobos fue echado de la UCR.

La elección de los candidatos será el punto más polémico. Por ahora, el senador radical Ernesto Sanz (uno de los ideólogos del retorno cobista) irá por la renovación de su banca y compartiría lista con la actual diputada nacional Laura Montero, una mujer muy cercana a Cobos (fue su ministra de Economía).

Pero para acceder a una banca en Diputados hay muchos nombres en danza. El radical Raúl Baglini podría encabezar la lista. Además, hay dos cobistas que pretenden una banca: el ex vicegobernador Juan Carlos Jaliff (presidente del Confe) y el ex candidato a gobernador César Biffi (que alentó el retorno de los cobistas a la UCR y no se afilió al Confe).

Pero el peronista Thomas también piensa en renovar su banca. Complicado: la ley de cupos exige que debe haber una mujer como candidata cada dos hombres.

Comentá la nota