Esso dejará de vender gasoil subsidiado al transporte

Esso dejará de vender gasoil subsidiado al transporte
Desde la compañía dijeron que es por la deuda del Estado con la petrolera. Shell tomó la misma decisión la semana pasada.
La petrolera estadounidense Esso dejará de vender gasoil a precio subsidiado al transporte público urbano, interurbano y de larga distancia por los "deteriorados márgenes de rentabilidad", en sintonía con la decisión en el mismo sentido de la anglo-holandesa Shell.

La empresa "compra el petróleo en dólares y vende en pesos el combustible", lo que hace "imposible" mantener la provisión de gasoil subsidiado, explicó el director de Asuntos Públicos de Esso, Tomás Hess, según consignó la agencia EFE.

En este sentido, sostuvo que la compañía no podrá afrontar la misma situación de 2008, cuando el Estado argentino llegó a adeudar a la firma más de 20 millones de dólares, que comenzaron a ser saldados en el último cuatrimestre del año pasado.

La deuda del fisco corresponde a la diferencia entre el precio de mercado de 2,10 pesos (0,76 dólares) por litro de gasoil, en la Ciudad de Buenos Aires, y los 0,55 a 0,65 pesos (de 0,16 a 0,19 dólares) pactados en el subsidio a las empresas de ómnibus, que temen por la falta de combustible.

La decisión de Esso, filial en Argentina de Exxon Mobil y tercera proveedora de combustibles del país, comenzará a regir a partir de febrero y afectará al 9% del volumen de combustible subsidiado que recibe el transporte público, según datos oficiales.

La semana pasada, Shell también decidió dejar de proveer de gasoil a precio subsidiado al transporte porque el Estado le adeuda unos 19,1 millones de dólares desde el año pasado.

Shell aportaba un 24% del cupo de gasoil subsidiado, que por estos días es provisto por la hispano-argentina Repsol YPF debido a un acuerdo temporal del Gobierno con esta última petrolera. El Fisco acumuló en 2008 una deuda de 950 millones de pesos (unos 273,8 millones de dólares) con las petroleras.

"Queremos dejar una puerta abierta para negociar, pero no podemos seguir operando en esta situación tan negativa", manifestó el director de Asuntos Públicos de Esso, quien reclama una mayor celeridad en los cobros para volver a entablar un acuerdo con el Estado.

En medio del silencio de las autoridades, los dirigentes de las empresas de transporte plantearon sus temores por la falta de combustible a precio subsidiado y se proponen participar de una ronda de negociaciones para que se cancele la deuda con las petroleras y se mantengan las ayudas del fisco.

Comentá la nota