Esquivando la crisis en Posadas.

Posadas: El mercado inmobiliario en Posadas está atravesando una meseta, definió María Giménez responsable de la inmobiliaria Giménez y Giménez. La empresaria indicó que la crisis financiera mundial está afectando también a esta actividad, pero no de una manera alarmante.
"Estamos en medio de una crisis, ya veníamos preocupados por la merma de las ventas, y los alquileres entraron en una meseta, por ahora no se registraron fuertes aumentos de alquileres. Depende del rubro, pero en el microcentro hubo varios comercios que cerraron debido a la merma de ventas o por que les conviene emigrar hacia otros lugares mas económicos y eso se ve porque la mayoría de los comercios están manejados por sus dueños y no por inmobiliarias", indicó a la emisora La Voz Capital.

Con respecto a la situación de las inmobiliarias, Giménez indicó: "es preocupante, ya que es importante ocupar un inmueble, porque estando desocupado el inmueble, sigue generando impuestos. Desde las inmobiliarias lo que se hace es buscar alternativas como puede ser la inversión en el pequeño terreno buscando la compra a plazo que es interesante, viendo las diferentes formas de financiamiento que permitan mantener el mercado en movimiento."

La empresaria indicó que es un buen momento para comprar inmuebles en un mediano plazo para poder recuperar la inversión. Además, señaló que las transacciones se realizan en pesos. "Es una buena medida comprar en pesos, siempre en relación a la compra de terrenos tipos, no de grandes inversiones", sostuvo.

Gimenez resaltó que Posadas, en los últimos tiempos explotó en cuanto al movimiento poblacional y dio lugar a mucha demanda. Puso como ejemplo, "siempre se debatió la entrega de casas del Iprodha y su impacto en el mercado inmobiliario, pero después vimos que esa situación no era la causante de las preocupaciones de los inmobiliarios, sin embargo siempre a fin de año hay un faltante de propiedades para alquilar, o sea, mucha demanda y poca oferta".

Acerca de la demanda de la población estudiantil, comentó:"se generó un movimiento importante para los inversionistas y la ciudad en sí misma a raíz de la instalación en la provincia de mucha oferta educativa superior".

En este sentido, agregó: "Generalmente los estudiantes comienzan la búsqueda de inmuebles a mediados de noviembre, pero a fin del 2008 esto no fue así y nos preocupamos, pero llegado el mes de febrero, nos tranquilizamos porque el movimiento de estudiantes volvió a ser casi normal, a pesar de no tener la fuerza que mostró a lo largo del año pasado".

El promedio de alquileres para estudiantes ronda entre 250 pesos y 750 pesos, dependiendo de los requerimientos de los padres. "Hace algunos años atrás, no éramos una ciudad preparada para responder a las demandas del mercado universitario, pero por ahora, se han respondido parcialmente a los requerimientos de este sector tan especial de usuarios de inmueble", explicó.

Acerca de la relación del sector inmobiliario y el estado, destacó: "es cierto lo que se dice de la excesiva carga impositiva para con los comercios. En este momento tenemos una fuerte presión impositiva que tratamos de soportarla como podemos".

En cuanto a las perspectivas para este año, Giménez señaló: "Estamos esperanzados de que se genere un cambio con estas elecciones del 28 de junio, pero existen características que se dan de forma repetidas que hacen que se provoquen colapsos no solo en el rubro inmobiliario. Pero siempre estamos buscando alternativas para salir de esta crisis".

Comentá la nota