Esquenazi vaticinó un corto tiempo de crisis

El titular del Banco San Juan reclamó seguridad jurídica en el país. Remarcó que si supiera a cuánto estará el dólar para fin de año estaría comprando o vendiendo. Explicó que lo que se vive es un problema de falta de confianza.
La realidad económica y los vaivenes que se producen en el país fueron motivo de una extensa conferencia de prensa que dio el titular del Banco San Juan, Enrique Esquenazi. Como siempre y con la filosofía que le da la experiencia, marcó una visión positiva de lo que se viene en el país. Por su parte, pidió a los medios de comunicación una visión realista de lo que sucede. Explicó que "esta crisis no la provocamos nosotros".

El empresario y banquero remarcó que la condición del país es totalmente agropecuaria y para ello hay que explotar las potencialidades. "La alimentación es la exportadora básica del país", dijo Esquenazi. Sin embargo marcó cómo los sectores políticos influyen en el crecimiento del país. "Por esto si existe un diálogo entre el campo y el Gobierno y éste es genuino habrá un crecimiento del sector productivo", puntualizó.

Es por esto que explicó que en lo inmediato se sufren las consecuencias económicas que padece todo el mundo. A modo de ejemplo tomó las acciones del City Group que en su momento tuvieron una cotización de unos 40 dólares la acción contra los 2 de este momento. Esta realidad llevó a que tenga una importante devaluación y graves problemas.

"Lo que estamos sufriendo son resabios de la crisis mundial que tendrá una duración de unos largos meses más y luego se comenzará a crecer de nuevo", enfatizó.

Respecto a la cotización futura del dólar, no se atrevió a emitir una opinión. "Los gurúes han quedado un poco desprestigiados en el mundo porque no fueron capaces de saber qué es lo que iba a pasar, produciéndose la crisis más grande del mundo", aseveró. La realidad demuestra que ésta es la crisis más importante que se ha vivido desde 1930 y tiene componentes más complicados.

"Le puedo decir que en algún momento se dijo que el dólar iba a costar 7 pesos y bueno, si va a valer 4 pesos va a depender de las condiciones internacionales".

Por su parte, manifestó que "las condiciones que tiene la Argentina son importantes pero tiene que hacerse cargo de pagar lo que se comprometió. Son 120.000 millones de dólares que no hemos terminado de pagar". Es por ello que pidió que luego de la reducción que tuvo el país de la deuda se tiene que hacer cargo de los compromisos contraídos. "Si no cumplimos seguiremos atrasándonos". A su vez exigió que "los argentinos no tenemos que dejar de cumplir lo que como Estado hemos comprometido".

En ese sentido y considerando el papel que juega Amado Boudou en la economía nacional, remarcó: "Ojalá tenga las herramientas para poder aplicar correcciones a la economía argentina". A su vez no marcó posición respecto a funcionarios como Guillermo Moreno.

Pero en el mismo sentido pidió que haya instituciones fuertes que den "seguridad jurídica a los distintos sectores de la economía. Por esto tenemos que estar seguros de cada dato que tenemos que dar, si no se produce un problema de debilidad no sólo nacional sino de confianza internacional". Por esto acuñó la tesis de que si los datos que producimos generan dudas, esto va a generar retracción.

Con esto ató la realidad que se vivió en la primera crisis del campo donde hubo una fuerte corrida de pesos hacia la moneda norteamericana. "Sin embargo en la segunda crisis, la internacional, la gente se asustó y cuando esto ocurre trata de defender sus intereses".

Sin embargo tomó como un dato positivo que "el Banco Central tiene una fortaleza que es los 40 ó 50 mil millones de dólares y luego vienen los gurúes que son los pesimistas". A modo de consejo remarcó que el pueblo argentino tiene que ser optimista para poder mirar el futuro. Hay que poner los ojos delante nuestro".

El banquero manifestó que los problemas se tienen que discutir en una base real y no ideológica. "El error de los argentinos es haber hecho las cosas mal y hablar desde lo ideológico", puntualizó. Por ello remarcó que "en estos tiempos se tiene que terminar con la confrontación permanente que ha sido típica en la Argentina. Hoy hay un momento de diálogo que es lo que interesa al país". Por esto remarcó que estas elecciones "han sido muy positivas para la Argentina".

Respecto a la confiabilidad que tiene la gente del sistema financiero, explicó que "esto es cuestión de un voto de confianza". A entender del bancario, el sistema con las respectivas crisis fue corrigiendo sus debilidades y ahora "esta crisis encuentra al país con un sistema bancario fortalecido y en mejores condiciones de los países de avanzada".

Con Gioja

"Creo que San Juan está muy bien y ha crecido de manera muy importante, que me escuche Gioja porque me sonríe y nunca me da nada", marcó con sonrisa en los labios.

Marcó que "el Gobernador es un negociador muy duro, tanto que cuando me trajeron lo que habían logrado en la negociación del banco dije que ustedes estaban locos al aceptar esto. Luego me convencieron que tenía que aceptarlo. Esto lo había ganado Gioja. Él tendría que estar en el Ministerio de Economía". Sin embargo no habló de las posibilidades del Gobernador como un presidenciable: "Creo que en la ambición de todos está el ser presidente del país".

A su vez remarcó el crecimiento que hubo en la provincia desde que tiene el manejo del Banco San Juan a la fecha.VMGM

Comentá la nota