Esposo de Solange Magnano negó que haya muerto por mala praxis

"Fue un accidente. En la vida hay accidentes y esto fue lo que le pasó a Solange. Yo no hablo de mala praxis. Otra cosa que se diga, está demás y es mucho el circo que se está creando". Con estas palabras, Gustavo Rosso, viudo de Solange Magnano, ratificó su postura respecto a la causa del deceso de la modelo de 37 años y madre de mellizos de 8 años.
Rosso negó rotundamente que el deceso haya sido consecuencia de una mala praxis. A LA VOZ DE SAN JUSTO y AM 1050, el viudo concedió ayer la ratificación de la postura que había sostenido alejado de los grabadores. Acongojado por el difícil trance que atraviesa, el empresario descartó que la muerte haya sido consecuencia del mal accionar de los cirujanos del Centro de Medicina Estética y Salud, ubicado en el barrio porteño de Palermo.

Comentá la nota