La esposa de Capitanich lleva 10 horas de exposición: la acusan de "divagar".

La polémica ministra de Salud del Chaco prolonga su explicación sobre las políticas oficiales contra el dengue. A su término se abrirá el espacio para preguntas. Hay fuertes críticas de la oposición, que asegura que la funcionaria "divaga".
La exposición de la ministra de Salud chaqueña por el brote de dengue en la provincia desafía el apelativo de "maratónica". La polémica esposa del gobernador Jorge Capitanich ya lleva más de diez horas de discurso, interrumpido brevemente en dos oportunidades, lo que aún no permitió que los legisladores opositores incien la ronda de preguntas.

Todo se da en un clima tenso. Tan tirante es el ambiente de la sesión que, más temprano, mientras la funcionaria y esposa del gobernador Jorge Capitanich defendía su gestión, partidarios del PJ y de la UCR que se encontraban en el recinto comenzaron a discutir a los gritos: hubo insultos y hasta algunos empujones.

La cuestionada funcionaria y esposa del gobernador Capitanich dio inicio a la sesión poco después de las 9. Lo primero que hizo fue agradecerles a sus colaboradores las tareas que realizaron para afrontar la epidemia. Es que, por primera vez, la ministra reconoció que el brote de dengue en la provincia adquirió la categoría de epidemia.

La oposición se queja porque la funcionaria, dijeron, "divaga" y "se niega a hablar de dengue". De hecho, en un momento la sesión fue interrumpida por la salida del recinto de los legisladores opositores con ese argumento.

"Vamos a tener un poco de paciencia, porque la ministra está haciendo una reseña de las políticas de salud, que evidentemente no existe porque sino no hubiese existido esta epidemia de dengue, de la cual hasta el momento no se habla", sostuvo la presidenta del cuerpo, Alicia Mastandrea.

En cambio, los diputados oficialistas consideraron que Mendoza estaba "haciendo un contextualización del tema", y amenazaron con no volver a ingresar al recinto hasta tanto "se vuelva a prestar el quórum necesario" para la interpelación. Luego los diputados del oficialismo y la oposición decidieron retornar a sus bancas y continúa la exposición de Mendoza.

En las más de diez horas de exposición hubo dos breves interrupciones: una para almorzar y otra para que la esposa de Capitanich tomara un medicamento.

La interpelación fue dispuesta por unanimidad por los diputados (hasta la propia bancada oficialista votó favorablemente). Pero el martes su presencia en la Legislatura se había puesto en duda porque durante todo el día corrieron versiones sobre su alejamiento del cargo. Esta información fue desmentida después por el propio Capitanich.

Chaco es una de las provincias más afectadas por el dengue, con más de 9 mil enfermos confirmados, y al menos un muerto.

Comentá la nota