Espionaje: Palacios pidió la nulidad de la causa

El ex jefe de la Policía Metropolitana Jorge "Fino" Palacios pidió la nulidad de todo lo actuado por el juez federal Norberto Oyarbide, quien investiga la causa por espionaje ilegal en la Ciudad y días atrás lo procesó con prisión preventiva, como acusado de participar en la intervención del teléfono de Sergio Burstein, familiar de víctimas del atentado a la AMIA.

Jorge "Fino" Palacios.

El ex jefe de la Policía Metropolitana Jorge "Fino" Palacios pidió la nulidad de todo lo actuado por el juez federal Norberto Oyarbide, quien investiga la causa por espionaje ilegal en la Ciudad y días atrás lo procesó con prisión preventiva, como acusado de participar en la intervención del teléfono de Sergio Burstein, familiar de víctimas del atentado a la AMIA.

Así lo hizo mediante un escrito la defensa de Palacios, a cargo de los abogados Diego Richards y Manuel Becar Varela, en donde también apeló el procesamiento que Oyarbide le dictó días atrás por la presunta comisión del delito de "intervención indebida de las comunicaciones" y "falsificación de documento público".

"Entendemos que las intervenciones del Juzgado constituyen un flagrante apartamiento del debido proceso penal, toda vez que la intervención en un proceso de acción privada debe surgir de la promoción de una querella instaurada por el presunto damnificado", sostuvieron los abogados en el escrito.

La defensa recordó que la investigación se inició luego de que un llamado anónimo a la casa de Burstein diera cuenta que su teléfono estaba intervenido, y ello constituye un delito de acción privada.

"Por tal motivo, el juez instructor debió haber omitido cualquier intervención en el hecho denunciado haciéndole saber al damnificado que debía concurrir ante el Juzgado que corresponda para plantear la querella de acción privada correspondiente. Cabe hacer notar que conforme a la naturaleza del hecho denunciado dicha querella debió haber sido instaurada en la Justicia Correccional que por turno correspondiera", añadieron.

"Sin embargo el Juzgado instructor dispuso la intervención de la Dirección Unidad de Investigaciones Antiterroristas de la Policía Federal que, reiteramos, constituye una nulidad absoluta toda vez que el magistrado no podía disponer tal actuación en un delito de acción privada", aseguraron.

Además, para los abogados Oyarbide es incompetente para investigar el delito de falsificación ideológica de documento público, uno de los que le reprocha a Palacios, y el cual se refiere a la posibilidad de que el imputado haya hecho insertar o bien haya implantado un dato falso en un documento público emanado de un juez para disponer la escucha telefónica.

Así -detallaron- la intervención de los teléfonos de Burstein y otros surgió a raíz de un pedido formulado a la justicia de Misiones, y por ello el delito "se consumó en ese momento y en aquel lugar", a su entender.

"La derivación razonable de esta afirmación obliga a sostener que, en todo caso, dicho delito en razón del territorio debe ser investigado por la Justicia de Misiones y, en razón de la materia, por la Justicia Provincial de dicha localidad", concluyeron.

En el escrito, los abogados criticaron la prisión preventiva decretada por Oyarbide, al recordar que Palacios "ha dado sobradas muestras de someterse a la jurisdicción que corresponda" y rechazaron la hipótesis que de estar en libertad entorpecería la investigación: cuando estuvo "durante más de un mes y medio no se ha podido comprobar que en modo alguno haya interferido", señalaron.

Por otra parte, tildaron de "ingenuo" el hecho de que "con el propósito de intervenir el teléfono del señor Burstein, Palacios apelara a la colaboración de (Ciro) James para que éste subrepticiamente introdujera dicha intervención en una causa judicial tramitada en la provincia de Misiones".

"Entendemos que en la medida en que la promoción de este proceso se realizó por actos nulos, todo lo actuado en consecuencia debe ser abarcado por dicha nulidad toda vez que las medidas adoptadas autónomamente por vuestra señoría o con fundamento en el impulso contenido en el requerimiento de instrucción practicado por el Fiscal carecerían de sustento por las razones ya apuntadas de la actuación indebida en un proceso de acción privada", concluye el escrito.

El ex comisario fue procesado el pasado 2 de diciembre, y según el juez, las intervenciones tuvieron lugar cuando se estaba por resolver la suerte de Palacios en la causa por el encubrimiento en el atentado ataque a la AMIA, lo que iba a "significar el final de la carrera policial de Palacios y su consiguiente alejamiento del cargo de Jefe de la Policía Metropolitana".

"Así las cosas es razonable suponer que si alguien podía tener interés -de entre todos los partícipes de la maniobra criminal en estudio- en tener acceso a las conversaciones de Sergio Burstein, éste era Jorge Alberto Palacios", entendió Oyarbide.

Comentá la nota