Espinosa: "Nos duele profundamente"

El secretario adjunto de la UOCRA La Pampa, Juan Carlos Espinosa, dijo ayer que "si tengo que decir algo es que nos duele.
Es hacer doler sobre la herida. Y lo repudio", al ser consultado por la presencia en el palco oficial de los festejos del centenario de 25 de Mayo de los dos sindicalistas petroleros procesados por el asesinato de otro delegado de UOCRA.

Espinosa dijo que "nosotros somos respetuosos de la Justicia. Buscamos la verdad en el expediente judicial". Pero consideró sobre el hecho -la presencia de Ariel Fuentes y Héctor Pérez en el palco oficial junto al gobernador Oscar Jorge y el vice Luis Campo, además del anfitrión y responsable de esa presencia, David Bravo- que "los responsables del protocolo son quienes deben decir por qué estaban allí esas personas. No hay que olvidar que están sospechados de un crimen".

Afirmó que "nos duele profundamente. Lo repudio. Es hacer doler sobre la herida. Somos solidarios con los familiares".

Un pronunciamiento

El secretario general de la UOCRA, Roberto Robledo, evitó opinar porque estaba participando de una reunión salarial a nivel nacional. Hace dos días que está fuera de la provincia y no pudo ver toda la información.

De todos modos dijo que en los próximos días realizarán una conferencia de prensa en la que expondrán la postura sobre la marcha de la causa judicial.

El 20 de noviembre de 2008 hubo un ataque de una treintena de dirigentes sindicales del Sindicato de Petróleo y Gas de Neuquén y Río Negro contra dos delegados de la UOCRA, Ariel Quiroga y Sergio Velázquez. Ese ataque terminó con la muerte de Quiroga, quien fue perseguido y se arrojó a un canal matriz. Hay testigos -entre ellos un policía- que vieron cuando los petroleros le tiraban piedras cuando Quiroga luchaba por salvar su vida aferrado a un árbol, mientras el agua lo seguía arrastrando.

A Quiroga lo persiguieron entre las quintas y lo acorralaron contra el canal matriz. Hubo disparos de armas de fuego y también incendiaron una camioneta y un automóvil. Sergio Velázquez se desmayó por los golpes recibidos.

Al ser sacado del agua Quiroga tenía un fuerte golpe en la frente, el impacto que según la autopsia le provocó la pérdida y después murió ahogado.

Pero además durante 2009 el intendente David Bravo atravesó una fuerte crisis política. Los concejales opositores pidieron una auditoría y el viceintendente (afín a Bravo) se negó a contratar el estudio pedido por los opositores: la Municipalidad estuvo cerca de la intervención. El vicegobernador Luis Campo intercedió y logró sentar a las dos partes. Pero desde Gobierno trascendió el malestar de David Bravo por la resolución del conflicto.

Ahora Bravo les puso a las espaldas de Jorge y de Campo a los dos delegados petroleros acusados del asesinato de Ariel Quiroga.

Comentá la nota