"Espero que el protocolo de Kioto no obtenga carta de defunción"

La presidenta Cristina Kirchner pidió que el Protocolo de Kioto, que prevé la reducción de las emisiones de gases que causan el calentamiento global, "no tenga certificado de defunción en Copenhague", donde desde el jueves se desarrolla la cumbre sobre cambio climático organizada por la ONU.
Luego de que finalmente se confirme su ausencia en el encuentro de la capital de Dinamarca, la mandataria expresó la postura argentina sobre el cambio climático y responsabilizó a los países centrales por sus emisiones de dióxido de carbono (CO2) que produce el denominado "calentamiento global".

"El tratado de Kioto ha sido incumplido por las naciones desarrolladas, que son responsables de 3/4 de las emisiones de gases contaminantes, el famoso dióxido de carbono, mientras que representan sólo el 20 por ciento de la población mundial", enfatizó.

En ese sentido, Cristina planteó reparos a la actitud de los países centrales frente a la reducción de gases y advirtió que algunos hablan de "nueva colonización, ya no de territorios, sino de la atmósfera".

Debido a la responsabilidad de los países desarrollados, Cristina reclamó que "carguen con la reducción de emisiones de gases tóxicos y paguen el desarrollo de energías alternativas" no contaminantes.

Por su parte, el canciller Jorge Taiana, antes de partir a la cumbre de Copenhague, anticipó la postura argentina "Vamos a defender la vigencia de la Convención Marco sobre Cambio Climático y el Protocolo de Kioto".

En ese sentido, el jefe de la diplomacia argentina consideró que son "dos instrumentos fundamentales adoptados por la comunidad internacional que reconocen aspectos muy importantes para encarar el grave problema del cambio climático".

Taiana planteó además la necesidad de "defender un planeta vivible para todos y luchar para evitar que los países desarrollados quieran, una vez más, incumplir con sus obligaciones y pretendan transferir la responsabilidad a los países en desarrollo".

Además deslizó que "es posible que no haya un resultado positivo" en la cumbre de la capital danesa, y reiteró que eso dependerá de que los países desarrollados asuman sus responsabilidades y cumplan sus objetivos claros de reducción de emisión de gases".

Hasta hace pocos días, Cristina Kirchner analizó la posibilidad de asistir a ese foro de las Naciones Unidas que concita ahora la atención mundial, pero finalmente Taiana encabezará la comitiva argentina que participará de las deliberaciones de los jefes de Estado a partir del próximo miércoles.

Barack Obama participó de la cumbre del cambio climático, pero asistió a sólo las jornadas inaugurales, y estará ausente en el encuentro de los mandatarios en el que se comenzarán a definir las complicadas negociaciones en torno las emisiones de CO2.

Comentá la nota