Los esperaron con un escribano : Los concejales de la oposición no pudieron anoche sesionar

La sesión especial que debía reanudarse anoche tras el cuarto intermedio del martes, fue levantada por nueve de los diez concejales opositores sin que estos siquiera pudieran sentarse en sus bancas. ¿La razón?: la presencia del escribano Alejandro de Otazúa, quien en caso de que los ediles así lo hicieran, tenía previsto labrar un acta para dejar constancia de la violación de una norma judicial, como fue la dispuesta por el juez en lo contencioso administrativo Marcelino Escobar.
Tras largos cabildeos que en rigor se dieron durante toda la jornada, pasadas las nueve de la noche los concejales María Travascio, Marcelo Auzoverría, Marcelo Muscarello, Andrea Clerc Renaud, Diego Laborde, Javier Gastón, Daniel Moran, Andrea Arbeletche y Leandro Bordalecou ofrecieron un comunicado de prensa al periodismo presente, y le dieron lectura en el recinto, ante una barra que estuvo colmada de público otra vez, y con presencia de vecinos y militantes en la vereda, aunque no en el número del martes.

Esto, debido a que el oficialismo no estuvo presente, y por ende no movilizó a sus adherentes.

La ausencia de la concejal lezamense Gladis Felicetti fue cuando menos, llamativa. De gran protagonismo en los hechos del martes, ayer directamente no concurrió, evidenciando una actitud en principio contradictoria, sin que se hayan difundido oficialmente las razones de la no concurrencia.

Travascio hizo una breve introducción detallando las razones por las cuales se veían impedidos de sesionar. Se dieron algunos gritos de enojo y reclamo desde la barra, que no pasaron a mayores. Luego de esto, Auzoverría fue el lector del documento, que dice textualmente:

Los abajo firmantes nos declaramos ciudadanos respetuosos de la ley y de las disposiciones judiciales. En tal sentido no podemos desconocer la medida cautelar presentada por el Juez en lo Contencioso Administrativo de Dolores, Dr. Antonio Marcelino Escobar. Medida que fue propiciada por el Departamento Ejecutivo municipal rompiendo con las más elementales normas de convivencia entre poderes constitucionales.

Respetuosos de las medidas dictadas por la justicia, nos vemos lamentablemente obligados a dar por finalizada la sesión especial, actualmente en cuarto intermedio, y convocada para ayer Martes 10, en cumplimiento del Art. 1º de la citada medida cautelar, decisión esta tomada por mayoría.

Consideramos que se ha roto de manera absoluta con el diálogo político y las vías institucionales de gobierno. Sostenemos que la vía judicial adoptada por el Departamento Ejecutivo, además de extemporánea, muestra también severos y serios errores en los planteos formulados.

Condenamos la intromisión de la vía judicial, propiciada por el Ejecutivo, con la exclusiva intencionalidad de ocultar las serias irregularidades cometidas en su gestión de gobierno.

Esta medida nos parece violatoria de nuestros derechos como ediles electos por el voto popular, con autoridad suficiente para la toma independiente de decisiones que nos competen de acuerdo a lo normado por la Ley Orgánica Municipal.

Por otro lado, los Concejales abajo firmantes hacemos civil y penalmente responsable al Presidente del Honorable Concejo Deliberante Méd. Vet. Adolfo Aldabe, de la preservación de la institucionalidad del Concejo y de las acciones que se desprendan tras los sucesos de ayer martes 10 de noviembre de 2009.

Es la presidencia, en la persona del Méd. Vet. Adolfo Aldabe, sujeto responsable de llevar adelante la debida defensa del Honorable Concejo Deliberante en los estrados judiciales correspondientes. Por tal razón, intimamos a la Presidencia a interponer acción apelativa de manera urgente, a fin de poder continuar con el tratamiento de los hechos que motivaron la Sesión Especial del día de ayer.

Asimismo le intimamos la urgente y perentoria designación de un letrado patrocinante para la correcta defensa de los derechos vulnerados de este Honorable Cuerpo.

Comentá la nota