Esperanza tiene nuevo Secretario de Gobierno

La intendenta de Esperanza, Ana Meiners, puso en funciones al nuevo Secretario de Gobierno, Dr Luciano Anza, en reemplazo de Enrique Martí, en un acto realizado en el Salón Blanco.
Meiners se dirigió a los presentes señalando que "Los hemos convocado a este acto, no solo para que participen de un acontecimiento poco frecuente, aunque absolutamente normal y regular en la vida institucional de los gobiernos municipales, como es la designación de un nuevo miembro del gabinete para cubrir la vacante generada en la Secretaría de Gobierno, sino especialmente para hacerlos testigos de nuestra firme determinación de revertir, seria y planificadamente, la situación de grave crisis organizacional y financiera que atraviesa el municipio de Esperanza.

Todos Uds. Saben que el desfinanciamiento de los gastos corrientes, que seguramente al finalizar el año superará los 5 millones de pesos, es la principal causa de resentimiento de los servicios y de la drástica reducción del ritmo de obra pública de la ciudad.

También conocen que no digo nada nuevo, sí reitero en este momento, que la organización municipal existente está muy lejos de ser la que pretendemos para que este municipio sea una eficaz herramienta para alcanzar las metas de bien común de los esperancinos que nos hemos propuesto al iniciar muestra gestión.

Después de 2 años de experiencia en el gobierno nos queda muy claro que las prioridades de esta gestión hasta su finalización deben ser dos: superar el desfinanciamiento, y reorganizar y racionalizar el funcionamiento de la administración municipal.

La designación del Dr. Luciano Martín Anza como Secretario de Gobierno, al igual de los nombramientos que concretaré en los próximos días para cubrir todas las vacantes existentes en el Gabinete, se dirigen a optimizar el equipo de trabajo para poder lograr los objetivos prioritarios a los que referí. El Dr. Anza es un abogado de 35 años con experiencia en la organización de rutinas administrativas. Sin lugar a dudas ejecutará sin demoras el Plan de Reorganización Funcional que hemos formulado y que se hará público próximamente. Nos hubiera gustado contar, en esta etapa de nuestro gobierno, con el Informe de Auditoría Operativa, oportunamente contratado con la Universidad Católica de Santa Fe, porque el mismo estaba destinado a ser un diagnóstico preciso y completo de todas las áreas de la Administración Municipal, cuya actividad hay que mejorar, pero por los motivos que todos conocen esto no ha sido posible hasta el momento.

Las acciones que desplegaremos para superar el déficit serán múltiples y variadas, pero será indispensable que entre las mismas se encuentre una modificación profunda y racional de la Ordenanza Tributaria local, que dote a la administración de los recursos adecuados para cumplir los fines que justifican su existencia. Un municipio es inviable si su población aporta solo el 40% de los gastos corrientes para su funcionamiento. A todas luces no es razonable que una comunidad, con la capacidad contributiva que tiene Esperanza, entregue a su municipio algo más de $800.000 por mes para financiar todos los servicios que se prestan y para amortizar maquinarias, equipos y la obra pública que se debe rehacer por su desgaste normal o anormal, como por ejemplo sucede con los pavimentos que hemos bacheado, muchos de los cuales están en la mitad de su vida útil.

Los problemas del municipio son al fin de toda la ciudad. Haremos proposiciones muy concretas para superarlos, pero no actuaremos unilateralmente. Generaremos los espacios institucionales necesarios para plantear los problemas que tenemos y las soluciones que proponemos a todas las instituciones que representen intereses e inquietudes organizadas de la ciudad, y propiciaremos un clima para favorecer un respetuoso debate, al que deberán sobrevenir los consensos indispensables para convertir las propuestas en decisiones efectivas conducentes a la superación de la emergencia que atraviesa Esperanza.

Finalmente quiero agradecer a los Secretarios salientes, Dres. Enrique Martí y Carlos Zelko, respectivamente, su acompañamiento y esfuerzo a los largo de este tiempo en que compartieron conmigo la responsabilidad de la gestión.

La adversidad presente me hace sentir más esperancina que nunca, o para que se entienda bien, con más coraje, decisión y templanza que nunca, porque a este Pueblo nadie le regaló desde el comienzo de su vida un destino de grandeza, y por ello si alguna vez lo atisbamos, lo intuimos, lo sentimos como posible, fue por nuestro propio esfuerzo. Estoy dispuesta a redoblar el mío, comprometo a mi gabinete a redoblar el suyo, y estoy segura, ciudadanas y ciudadanos de Esperanza, que Uds. lo acompañarán, por la honra que nos dejaron nuestros mayores, por la dignidad de ser esperancinos".

Además de los miembros del gabinete municipal se encontraban presentes representantes del poder judicial, autoridades eclesiásticas, funcionarios provinciales con asiento en la ciudad, autoridades comunales, representantes de entidades intermedias, gremios de empresarios y trabajadores, de instituciones deportivas, culturales y del quehacer organizado de toda la comunidad de Esperanza, empleados municipales, e invitados especiales

Comentá la nota