Esperando la carroza

El proyecto del Centro de Especialidades Médicas Ambulatorias sigue aguardando definiciones. El oficialismo quiere darle curso, pero la oposición se pregunta cómo se financiará a futuro semejante estructura, y duda de su mantenimiento.
En tiempos de campaña electoral, la presidenta Cristina Fernández llegó a la ciudad con dinero fresco, el cual sirvió para negociar, entre otras cuestiones, la candidatura testimonial a senador del intendente Gustavo Pulti. Uno de los proyectos sobre el que se avanzó con esos fondos fue la manutención del sistema educativo municipal, el cual obtuvo rápida aceptación. No pasó lo mismo con la siguiente iniciativa.

La construcción de un Centro de Especialidades Médicas Ambulatorias (CEMA) genera dudas en la oposición, sobre todo relacionadas con su mantenimiento a futuro. El concejal de Consenso Local, Carlos Katz, se mostró en contra de su concreción, y adelantó que atentará contra el sistema de salas barriales, que debería ser la prioridad.

N&P:- ¿Por qué entienden que este proyecto no tiene una correcta viabilidad?

C.K.:- En principio nosotros lo que sostenemos es que es un proyecto que merece ser debatido en profundidad, porque trasciende a una gestión en cuanto al impacto que puede tener en la carga presupuestaria. Da la impresión de que es muy lindo anunciar que se consiguieron recursos para construir un hospital, pero no quieren debatir, o les molesta que la oposición quiera debatir cómo se va a sostener esto dentro de 5 ó 6 años. El doctor Ferro dijo el otro día en la reunión con los concejales que es increíble que la salud pública municipal no haya construido en todos estos años un edificio, porque los edificios son paradigmáticos en los sistemas. En realidad lo que esconde todo esto es la avidez por el edificio, por decir "queremos dejar nuestro edificio".

N&P:- ¿Es porque se trata de algo tangible que el ciudadano puede apreciar?

C.K.:- Uno leía algo así como que se comparaba con la biblioteca pública, un edificio muy bonito que hizo Russak durante la dictadura, o el Hospital Regional que se hizo en los ‘40 como un edificio paradigmático. Ferro cree que la atención municipal de salud debería dejar la impronta de un edificio importante y paradigmático. Y la verdad es que se ponen un poco nerviosos cuando nosotros les preguntamos cómo se lleva eso con el otro modelo de atención primaria de la salud, que es de responsabilidad de la Municipalidad, que es la de tener una cantidad importante de salas en los distintos barrios, donde en vez de centralizar la atención de la salud en un edificio se trata de descentralizar y de estar más cerca de cada sector. Convengamos en que los que precisan de la atención pública son las personas que viven en la periferia.

N&P:- ¿Esa es la discusión de fondo?

C.K.:- Desde luego. Porque no es sobre que la Presidenta nos regaló $28.000.000, que nos parece fantástico. No tengo ninguna queja contra la Presidenta. Pero el Estado nacional los aporta al sistema de salud de Mar del Plata en el contexto de la candidatura testimonial de Pulti. Acordemos que esto, cuando Pulti acepta ser candidato testimonial contra su voluntad, lo canjea por dos proyectos: uno es el del financiamiento del sistema educativo, y fíjese que ahí nosotros no tuvimos tantas dudas, porque el aporte del Estado nacional vino a financiar un sistema educativo que el Municipio ya tenía. El segundo proyecto es la construcción de este centro de especialidades médicas. Ahí, el aporte de la Nación viene a agregarle estructura al Municipio, cuando apenas puede sostener la que ya tiene.

N&P:- Es decir, no están diciendo ustedes que hay otras cosas en las cuales invertir antes que en salud…

C.K.:- Si estos $28.000.000 hubieran llegado, como vinieron para educación, para fortalecer el sistema de 30 salas barriales que se caen a pedazos -no por culpa de Ferro sino por muchos años de desatención-, estaríamos discutiendo otra cuestión. Estaríamos mucho más cerca de decir que sí como le dijimos al tema de la educación, donde la única duda que hubo, cuando aprobamos el convenio por el aporte de Nación y Provincia, fue si sería cierto que se mantendría en el tiempo. Pero nadie discutió la cuestión de fondo. Acá sí la discutimos, y parecería ser el juego de la administración Pulti y del doctor Ferro, que no entiende cómo nos oponemos. Ferro es muy inteligente, me parece que no entiende cuando no quiere entender. Nosotros no nos estamos oponiendo a que se haga, estamos preguntando cosas que ellos no nos pueden responder, como por ejemplo cómo se va a sostener esto en el mediano plazo.

Mantenimiento

N&P:- ¿Cómo se justifica, además, en una ciudad donde todas las infraestructuras demuestran una gran falta de mantenimiento?

C.K.:- Me parece que esto es más sensible que una obra que luego no se mantiene. Estamos hablando de un paquete de personal nuevo que tiene que entrar en la Municipalidad, de especialistas nuevos… Además nadie sabe si van a querer venir a trabajar por el sueldo que se le paga a un médico en la Municipalidad. Ferro tiene que admitir que le costó más de un año cuando tenía disponibles los 51 cargos que anunciaron durante todo un año. La verdad es que cuando haya que dotar un centro de especialidades médicas, que es un mini hospital, no sólo con clínicos y pediatras sino con especialistas que van a tener que trabajar ahí 7 u 8 horas por día, no será tan fácil encontrar ese recurso humano. Mucho menos luego sostenerlo en el tiempo. Uno puede no pintar un puente, y no justifico que se hagan cosas sin garantizar su mantenimiento, pero va a ser sólo un puente.

N&P:- ¿Usted desconfía totalmente de que la Municipalidad pueda sostener per se este emprendimiento?

C.K.:- Uno no puede armar una estructura de más de 200 personas, con lo que significa desde el punto de vista del incremento del personal, del tipo de personal que se necesita para un centro de especialices médicas, para no saber luego cómo lo va a sostener. Cuando nosotros peguntamos, la mayor cantidad de preguntas fueron a Pérez Rojas, no a Ferro. Ferro sabe del tema de salud y yo no, porque no me considero un especialista. Pero sí tengo varios años en la Municipalidad y sé cómo los gastos operativos nadie los tiene en cuenta y las cosas se deterioran. O si no se deterioran, la plata que se destina para que esto funcione se la sacamos a otros.

N&P:- ¿De dónde cree que la Comuna sacará recursos para bancar esta estructura?

C.K.:- Está absolutamente claro que para poder sostener el funcionamiento de este centro, el primer perjudicado va ser el centro de atención barrial. Cuando no haya plata o cuando haya poca plata para comprar jeringas y estetoscopios, vamos a tener el edifico estrella, la cosa nueva. Y la prioridad va a ser mantener eso y se va a seguir desfinanciando el sector barrial, la escala de atención primaria que es la que le corresponde al Municipio. Por eso yo no me opongo, lo que quiero es que me demuestren que es sustentable, que no es una jugada de la Provincia para sacarse el desorden que tiene en los hospitales regionales. ¿Por qué, en vez de construir algo nuevo, no fortalecemos el Materno y el Regional? ¿Por qué Pérez Rojas no quiere que pidamos un informe al contador municipal? Cuando decimos que el contador municipal opine sobre financiamiento a largo plazo es porque el contador municipal es el que va a estar ahí, más allá de las gestiones que sigan pasando.

Lo primordial

Insistente se ha mostrado la oposición con su negativa a la construcción del Centro de Especialidades Médicas Ambulatorias (CEMA) y, además, en el pedido de explicaciones al Ejecutivo sobre cómo se proveerá su mantenimiento. "Vamos a insistir con que estén todas las opiniones arriba de la mesa. Está muy bien que Ferro nos explique, porque yo lo respeto como profesional, pero me gustaría escuchar la opinión de los otros médicos que trabajan en el sector profesional", señaló el concejal de Consenso Local, Carlos Katz.

Más allá de las opiniones, el edil indicó que hay que resaltar que el secretario de Salud municipal, Alejandro Ferro, es un reconocido infectólogo pero no es sanitarista, lo que repercute en posibles políticas a aplicar. "Tiene una formación de especialista y desde el primer día se mostró abierto a dar explicaciones. Revisé todas las actas de las visitas al Concejo, y a los pocos días de haber asumido ya estaba explicando por qué no se estaban entregando anticonceptivos".En ese contexto, Katz destacó que ese asunto sirve para dudar de si el Estado nacional podrá mantener la promesa de sostener el CEMA. "La Nación durante años armó un sistema de salud reproductiva; en Mar del Plata había 5.000 mujeres que recibían pastillas anticonceptivas, y de un día para el otro las cortaron. Durante un semestre entero esas mujeres no recibieron su tratamiento anticonceptivo. Esta es la realidad, no es un sueño del edificio modelo".

Por lo tanto el concejal opositor manifestó: "me parece que esto tiene que entender Ferro, que no es una chicana cuando le digo que la realidad no es un Power Point. Dentro de 5 ó 6 años puede llegar a pasar que tengamos un súper edificio con un montón de médicos que no puedan atender porque no tienen un estetoscopio. Este es el tipo de riesgo que puede tener esta estructura".

No obstante, Katz se reiteró sobre una especie de obsesión que tiene el funcionario municipal con la concreción de un edificio: "desde el primer día dijo que tenía en la cabeza la idea de construir un centro de especialidades, y aseguró que no entendía cómo funcionaba la salud municipal de este modo. No entendía cómo funcionaba la salud local, pero ya hablaba de un centro de especialidades médicas a 20 días de asumir".

Comentá la nota