Esperan ventas inmobiliarias en baja, pero precios estables

La venta de inmuebles mantendrá una evolución hacia la baja en el corto plazo, en un contexto de precios aún estables, si bien con tendencia hacia la baja. Esas son las conclusiones de la encuesta inmobiliaria de diciembre del Instituto de Economía de la Universidad Argentina de la Empresa (UADE).
Es notable el contraste de las perspectivas de los encuestados de este mes, en comparación a un año atrás. En diciembre 2007, sólo 34% de los encuestados creían que las ventas iban a bajar. Este año, esa opinión es compartida por 80,5% de los entrevistados. En cuanto a los precios, cerca de la mitad (43%) estimaba que iban a seguir aumentando. Ahora esa opinión abarca a apenas 3,9% de los encuestados, en tanto un 62% opinó que los precios seguirán estables. El tercio restante (34,1%) opinó que a corto plazo los precios evolucionarán hacia la baja.

Un relevamiento que hizo la consultora Reporte Inmobiliario entre varios especialistas arrojan una posición cauta. "Si las medidas del Gobierno se concretan, habrá muchos capitales para invertir en ladrillos", dijo Rodrigo Fernández Prieto, con desarrollos en marcha en Puerto Madero. "Así podría mantenerse la tendencia alcista, no tan desmesurada como en los últimos años".

Jorge Toselli, especializado en viviendas en varios barrios de Capital (Caballito, Belgrano, Palermo) estimó que las perspectivas para el año que comienzan son "moderadas" y condicionó la actividad a las medidas anunciadas por el Gobierno, que a principios de mes prometió obras públicas por 71.000 millones de pesos. "La recuperación del crédito debe ser inmediata", planteó Toselli. "Es impostergable romper la inercia negativa con la disminución de la presión impositiva."

Antonio Ginevra, especialista en locales comerciales, pronosticó que habrá muchos casos en los que se va a barajar y dar de nuevo. "En cuanto a valores locativos, va a ser un año de muchas renegociaciones entre propietarios e inquilinos", dijo.

Damian Tappata y José Suárez Ruiz, de Constructora Sudamericana, fueron directos: "La demanda (inversores) se retiró, con la expectativa de que más adelante y con los efectos de la crisis avanzada, hará valer mejor sus dólares, que continúa atesorando. Incluso, con la firme percepción de que hoy los está comprando (a esos dólares) barato".

Comentá la nota