Esperan que la ruptura no afecte la gestión

Con distintas ópticas, empresarios y sindicalistas no advierten riesgo para la gobernabilidad por el divorcio Juez-Giacomino.
Los sectores que están en constante contacto con la Municipalidad consideraron que la ruptura entre el intendente de la ciudad del Córdoba, Daniel Giacomino, y el líder del Frente Cívico, Luis Juez, no afectará la gobernabilidad al interior del Palacio 6 de Julio.

Con matices, diferentes actores opinaron que lo que en realidad se dio sobre el final de la semana pasada fue el blanqueo de la ruptura en la relación entre los principales referentes del Frente Cívico, evidenciada en la decisión de Giacomino de despedir a todos los funcionarios que responden políticamente a Juez.

La opinión de empresarios y gremialistas respecto a que no habrá grandes cambios contrasta con lo expresado por concejales de diferentes bloques, quienes sí consideran en riesgo la gobernabilidad. Es que en el Concejo Deliberante, el bloque oficialista del Frente Cívico responde mayoritariamente a Juez.

En la bancada del Frente Cívico aparecen como profundas las heridas provocadas por los últimos alejamientos de Daniel Juez y Daniel Falfán, según admitieron ayer voceros de ese bloque, que siguen sin querer hablar de eventuales trabas a los proyectos que mande el Ejecutivo.

Madurez. El titular de la Cámara Empresarial de Desarrollistas Urbanos (Ceduc), Horacio Parga, dijo que espera que no se afecte la gobernabilidad, porque le causaría un daño serio a la ciudad. Asimismo, aseguró: "Yo confío en la madurez política, y creo que ambas partes van a actuar pensando en la ciudad y no en intereses políticos coyunturales".

El empresario también remarcó que podrían generarse problemas en cuestiones en las que intervengan tanto el Ejecutivo municipal como el Concejo Deliberante, pero descontó que no habrá cambios en lo concerniente a la órbita municipal.

Otro constructor, Euclides Bugliotti (Grupo Dinosaurio), manifestó: "Yo no creo que afecte a la gobernabilidad ni para uno ni para otro".

Sin cambios. Por su parte, el secretario de prensa de UTA, Alfredo Peñaloza, destacó que son problemas "pura y exclusivamente" entre ellos (por Juez y Giacomino) y que desde el gremio no tienen preferencias con nadie.

Sin embargo, comentó: "Toda separación, cualquiera sea el ámbito, no es conveniente para nadie. Todo lo que indique una ruptura no es conveniente para nadie". Además, agregó que tanto con Juez como con Giacomino hubo problemas para conseguir el aumento del boleto.

En tanto, el presidente de la Cámara de Comercio de Córdoba, Mario Campise, no quiso referirse a la disputa entre los referentes políticos, pero no escondió su preferencia por el intendente al señalar que ésta es la primera gestión en 10 años que se preocupa por cambiarle la cara a la ciudad.

"Esta intendencia está haciendo cosas que no hemos podido lograr en los dos períodos anteriores. Tanto a Juez como a (Germán) Kammerath se les dieron en sus manos los proyectos para recuperar el casco céntrico y no tuvimos respuesta de ninguno de los dos", dijo.

Campise consideró también: "No creo que las relaciones con nosotros vayan a cambiar", y destacó: "Hasta ahora, venimos muy bien".

Más obras para la ciudad. En tanto, los centros vecinales se mostraron a favor de la relación entre el intendente y los gobiernos nacional y provincial.

La presidenta del centro vecinal del barrio Parque Liceo Primera Sección, Adriana Tejada, señaló que "la separación es conveniente para todos los vecinos". También añadió que si el intendente seguía bajo la sombra de Juez no iba a poder gestionar porque "para gestionar se necesita plata y Giacomino necesita acercarse (al gobernador Juan) Schiaretti y (al ex presidente Néstor) Kirchner para conseguir recursos y poder realizar obras".

Al mismo tiempo, el presidente del centro vecinal barrio Quebrada de las Rosas, Mario Movsichoff, dijo que no cree que a partir de la ruptura se afecte la gobernabilidad. No obstante recordó: "Cuando Juez se peleó con (el ex gobernador José Manuel) De la Sota nos quedamos sin el crédito y no pudimos asfaltar el barrio".

Comentá la nota