Esperan que 180 mil personas se sumen esta noche al Vía Crucis de Ignacio

Esta noche Rosario volverá a vivir una de sus máximas convocatorias: el Vía Crucis que encabeza el padre Ignacio Peries en el corazón de barrio Rucci. Comenzará a las 20.30 desde la parroquia Natividad del Señor y, como en años anteriores, los organizadores esperan la llegada de unas 180 mil personas. Habrá fieles no sólo de la ciudad sino también de distintas partes del país, Uruguay, México y Brasil. A las 14 se interrumpirá el tránsito en las adyacencias y hay múltiples cambios de recorridos en las líneas de colectivos.
La caminata, que llegará a tener seis kilómetros de largo, trasladará tres cruces que se detendrán ante las 14 estaciones del Vía Crucis donde se recuerda el camino de Jesús hasta el Calvario y la muerte en la cruz. En las paradas, que se organizan cada año en una casa diferente del barrio, el padre Ignacio hará una reflexión sobre aquel momento histórico.

La peregrinación culminará a las 23 en el altar instalado en la esquina de Camino de los Granaderos y Palestina. Allí el sacerdote celebrará misa y dirigirá una oración por la arquidiócesis de Rosario, que este año celebra el 75º aniversario de su creación.

El Vía Crucis implica un importante operativo. Desde las 14 se cortarán las calles adyacentes y cambiará el recorrido de al menos 10 líneas de colectivos, que además deberán sumar refuerzos para trasladar la gente hasta el barrio.

En el Monumento. Esta noche, a las 20.30, también habrá un Vía Crucis viviente en el Patio Cívico del Monumento a la Bandera que presidirá el arzobispo José Luis Mollaghan.

Organizado por el Movimiento Evangelio de Caná y la Pastoral universitaria, se realizará una representación con vestuario, escenografía de la época y efectos especiales para revivir los acontecimientos del Viernes Santo.

Durante todo el día, en cada parroquia se rezará el Vía Crucis a lo largo de las estaciones ubicadas en el mismo templo. El primero de todos lo hará el arzobispo, hoy a las 9, en el Hospital Geriátrico de Rosario, Ayolas 141.

Comentá la nota