Se esperan fuertes lluvias y tormentas, pero el calor se queda

El río Paraná finalmente comenzó a bajar. Hasta ayer se encontraba en 6.70 metros. Se espera que la bajante se extienda hasta el viernes 6, donde el hidrómetro alcanzaría un valor de 6.15 metros.
Luego de una agobiante semana con sensaciones térmicas de hasta 40 grados, el pronóstico prevé para el miércoles y jueves fuertes lluvias y tormentas, pero sin noticias sobre un poco de fresco para la zona, al contrario, las temperaturas se mantendrán rondando los 30 grados.

sofocante

Hoy habrá que armarse de paciencia y mucha agua, ya que la temperatura máxima llegará a los 39 grados y recién para el miércoles se esperan tormentas dispersas, pero la temperatura continuará alrededor de los 30 grados.

Desde el miércoles hasta el sábado se esperan tormentas y precipitaciones, pero el calor se mantiene, apenas con la baja de unos grados, volviendo a subir automáticamente luego del primer día con lluvias.

La primavera veraniega no parece estar dispuesta a aflojar con los extremos calores, ya que en el pronóstico extendido a diez días, las temperaturas, como ya se dijo más allá de las lluvias y tormentas, no cambiarían demasiado.

¿por que?

No pocos se preguntarán «¿por qué hace tanto calor?», si bien en Chaco este clima siempre fue característico, en los últimos años las temperaturas subieron más de lo que jamás se había visto.

La respuesta es bastante amplia y general. Se trata del cambio climático, que antes se debía a procesos naturales y pasaba gradualmente, como parte de la variabilidad climática terrestre. Actualmente se le llama «cambio climático antropogénico», debido a que se trata de un producto de la actividad humana y está sucediendo de manera excesivamente acelerada, desequilibrando todos los sistemas de vida en la Tierra.

Este fenómeno se produce por el efecto invernadero, proceso atmosférico natural que permite mantener la temperatura del planeta al retener parte de la energía proveniente del sol. Sin embargo, actualmente los gases de efecto invernadero, como el dióxido de carbono y el metano, están exagerando el proceso, provocando el sobrecalentamiento del planeta, que tiene como consecuencias el derretimiento de los polos glaciares, el aumento del nivel de los océanos y todas las consecuencias que conllevan estos eventos, como por ejemplo el aumento de enfermedades tropicales, en nuestro caso, el dengue.

rio

Respecto al río Paraná, que había dejado bajo agua a varios pueblos ribereños por su increíble crecida, comenzó a bajar.

Hasta ayer se encontraba en un nivel de 6.70 metros en bajante en el puerto de Barranqueras.

Se espera que este descenso se extienda hasta el viernes 6 de noviembre, donde el hidrómetro alcanzaría un valor de 6.15 metros. De todas maneras, estas previsiones dependen de la operación que realice la Represa de Yacyretá, de modo que se irán ajustando según el comportamiento que se verifique aguas arriba.

Comentá la nota