Esperan que la euforia de las Bolsas llegue al mercado local

Esperan que la euforia de las Bolsas llegue al mercado local
Ayer subieron la soja y el petróleo, y los papeles argentinos treparon en EE.UU.
Las decisiones que tomaron los líderes del Grupo de los 20, apuntando a consolidar el sistema financiero, fortalecer al FMI y revivir el comercio internacional, le dieron un fuerte impulso a la recuperación de las acciones y las materias primas. Subieron fuerte las Bolsas en casi todo el mundo y también mejoraron los precios de la soja y el petróleo, que subió casi 9%.

El feriado que observaron los mercados argentinos demoró el impacto de esas buenas noticias sobre las cotizaciones locales, pero se espera que hoy los precios "vuelen" aquí como lo hicieron ayer en todo el mundo.

Por lo pronto las acciones de empresas argentinas que cotizan en Nueva York mostraron ayer subas impactantes. Las petroleras Tenaris y Petrobras subieron 7% y 11%, respectivamente, y los papeles del Grupo Financiero Galicia también avanzaron 11%.

A su vez, el alza de los activos de riesgo (acciones) derivó en una baja del dólar frente a las principales monedas del mundo. Esto significa que los inversores abandonaron posiciones conservadoras (el dólar, los bonos de Estados Unidos) para ir en busca de oportunidades más riesgosas (acciones) pero con un potencial de ganancia mucho más alto.

Si la caída del dólar se confirma, tal vez le saque presión a la relación peso-dólar en Buenos Aires (ver aparte).

Pero más allá de lo que ocurra en el muy acotado mercado porteño, lo cierto es que cada vez se escuchan más voces que sugieren que "lo peor de la crisis ya pasó", al menos en lo financiero.

Uno de los impulsos a las acciones llegó por la decisión del banco Central Europeo de reducir la tasa de interés de referencia en la eurozona al 1,25% anual. Fue como respuesta a la profunda recesión económica que atraviesa la región, según admitió la entidad tras una sesión celebrada en Francfort.

De este modo, el precio del dinero se sitúa en el nivel más bajo desde la introducción de la moneda común europea en 1999.

Influyó también para el rendimiento accionario la divulgación de algunos indicadores económicos estadounidenses, especialmente el relacionado con las automotrices, que reconocieron indicios de una recuperación, pese a que las ventas volvieron a caer en marzo entre 20% y 45% respecto del mismo mes del 2008.

En definitiva, se percibe un cambio de clima que tal vez permita achicar las gigantescas pérdidas.

Comentá la nota