Esperan aval de Cristina para licitar la compra de los caños.

Las provincias del NEA y la empresa Techint que construirá el Gasoducto del NEA esperan un decreto presidencial para licitar la compra 4.000 kilómetros de caños. El ducto tiene la provisión asegurada desde un yacimiento salteño, en caso de que Bolivia no pueda cumplir con sus compromisos.
Funcionarios de la Secretaría de Energía y de Enarsa, y del ministerio boliviano de Energía, y de YPFB, trabajan en la evaluación del suministro de gas que Bolivia esta en condiciones de garantizar a mediano plazo, en base al desarrollo de reservas mediante inversiones públicas y privadas.

El proyecto que demandará entre 3 y 4 millones de metros cúbicos diarios de gas, fue reformulado en base a la disponibilidad real de gas proveniente de Bolivia.

Pero en caso de que finalmente, Bolivia no pueda proveer el fluido, el ducto se abastecería de un yacimiento salteño que no está vinculado al sistema nacional” del Gasoducto del Norte, dijo el director de Gas de Misiones, José María Tomaselli.

La compra de los caños demandará una inversión de más de mil millones de dólares, y la construcción del tendido gasoducto demandaría dos años.

El funcionario hizo estas declaración al anunciar a la prensa misionera, la llegada la semana próxima, de funcionarios del departamento de medio ambiente de Energía Argentina Sociedad Anónima (ENARSA) “para trabajar sobre el impacto ambiental del Gasoducto del NEA, en la provincia.

Según Tomaselli, “la Nación se está avanzando en la traza definitiva del Gasoducto del NEA, motivo por cual vendrán a Misiones durante la semana próxima “para no desperdiciar tiempo”, manifestó.

Asimismo, señaló que las provincias de la región están “a la espera” de la firma del decreto presidencial para poder licitar los 4.000 kilómetros de de caños que demandará el ducto que abastecerá de gas natural a Formosa, Chaco, Corrientes, Misiones, y el norte de Santa Fe. “La obra implicará una inversión de mil millones de dólares”, agregó.

Comentá la nota