Esperan que la Argentina produzca aún menos soja

La firma de análisis de oleaginosas Oil World dijo el martes que recortó de nuevo sus pronósticos para la cosecha de soja 2009 del exportador clave Argentina, ahora por un millón de toneladas, debido a la sequía que afecta al país sudamericano.
Oil World, con sede en Hamburgo, estimó que la Argentina cosechará 43 millones de toneladas de soya en los primeros meses del 2009, lo que representa una caída desde su proyección del 27 de enero, cuando dijo que sería de 44 millones de toneladas. La nueva estimación también es menor que la cosecha del año pasado, de 46,7 millones de toneladas.

A comienzos de enero, la firma dijo que esperaba que Argentina cosechara 48,8 millones de toneladas este año. Pero ha mantenido su previsión de cosecha 2009 del Brasil de 57,5 millones de toneladas, por debajo desde 60,02 millones de toneladas recogidas el año pasado. "Los suministros mundiales de soja se han estrechado considerablemente como resultado de las severas pérdidas de cosecha en Sudamérica", dijo.

"Las precipitaciones en la última semana de enero fueron considerablemente menores a lo previsto y mucho más dispersas para llevar el alivio deseado", afirmó.

"Las cosechas de la Argentina de soja y maíz son las que más sufren. Según nuestra nueva evaluación, unos estimadas 21 millones de toneladas de las cosechas de oleaginosas y granos se han perdido hasta fines de enero debido a la sequía, áreas más pequeñas y reducida utilización de fertilizantes y otros insumos", agregó.

La cosecha de soja de Argentina del 2009 podría bajar aún más y una recolección en el rango de 41 millones a 44 millones de toneladas es posible, dependiendo de la lluvia en las próximas semanas, según Oil World.

Las cosechas combinadas de soja en los países productores clave de Sudamérica podrían caer a 108 millones de toneladas en los primeros meses del 2009, u 8,4 millones de toneladas menos en el año, dijeron. "Con los suministros de producción y exportación reduciéndose en Suramérica, el mercado mundial se hará crecientemente dependiente de los suministros estadounidenses", precisó.

Comentá la nota