Esperan un aluvión turístico a partir del 4 de enero

La temporada en materia de alquileres todavía no hizo eclosión. Así lo exponen los dueños de inmobiliarias que plantean que hasta ahora hubo algunas reservas y muchas consultas. Pero que a partir del 4 vendrá un aluvión turístico.
Dicen que el motivo es haberse mantenido los precios relativos de bienes y servicios.

Previo a las fiestas de fin de año, las inmobiliarias de la ciudad, y principalmente, aquellas que manejan un mayor número de propiedades, afirman que "hay muchas consultas y algunas reservas, menos que el año anterior para esta fecha". Pero plantean que "por los indicios que vamos recogiendo somos optimistas que los niveles de alquiler van a ser superiores a los de 2008".

Tales expresiones esperanzadas se basan, fundamentalmente, en que, como señaló Carlos De Angeli (Aquiles Propiedades), de "los precios, con muy ligeras variaciones en algunos casos, se mantienen iguales que el año pasado", y ello no es muy común en lugares de gran afluencia turística, donde existe una gran demanda y gran calidad de oferta, como es el caso de Mar del Plata.

También, de acuerdo con una consulta realizada por LA CAPITAL, entre estos locales, se pudieron extraer cuáles serían las predilecciones de los que vienen a veranear a la ciudad.

Características preferidas

Entre ellas, se pueden mencionar las siguientes, que forman el signo distintivo para esta temporada:

* Alquileres por un promedio entre 10 y 15 días, y un número muy inferior, permanecería en la ciudad, entre 20 y 30 días. La tendencia es transcurrir la primera quincena de enero en Mar del Plata y, si las finanzas lo permiten, pasar el resto del mes realizando un periplo por otros centros turísticos que van desde Miramar o ciudades cercanas más pequeñas, como el caso de Mar del Sur o hacia el norte, Santa Clara, Mar de las Pampas o las tradicionales Villa Gesell y Pinamar, como también, en menor medida por los altos costos, Cariló, San Bernardo y Mar de Ajó.

* El tipo de casa de mayor demanda es el departamento. Y principalmente, como se trata de familias con un promedio de cuatro integrantes, de dos ambientes como mínimo. Además, se prefieren las ubicadas en la zona céntrica o en las cercanías del mar, como para facilitar el acceso a las playas. Pero otro segmento de turistas, con mayor nivel económico, optaría por chalets en la zona de Playa Grande, La Perla y, como alternativa, Punta Mogotes, siempre con la característica de que estos sitios de residencia estén en proximidades de la costa.

La constancia de tales predilecciones surge de las consultas y de algunas reservas. Sin embargo, como manifiestan los martilleros consultados, hay que esperar hasta después del 4 de enero para tener una idea cabal de cómo funcionará la temporada. Se considera que hasta el 5 ó 6, y no más se tendrá una visión ajustada de si el número de alquileres registra un nivel similar o mayor que el de la anterior temporada.

Los precios relativos ayudan

Uno de los argumentos en los que se basan los consultados para afirmar que vendrá más gente a la ciudad está en los precios relativos que rigen en la ciudad, si se los compara con los de otros centros turísticos que habrían aumentado tanto en lo que respecta a bienes como a servicios, en una mayor medida. Es decir que el mantenimiento de los precios podría inclinar a que se acreciente el turismo en Mar del Plata, aunque ese elemento es determinante, como para afirmar de que se trata de personas con un poder económico medio o escaso, ya que de otra forma, el nivel de precios no tendría mayor incidencia.

Por su parte, De Angeli sostuvo que "tenemos algunas reservas, pero como viene ocurriendo desde hace unos años, la gente espera hasta estar sobre la fecha. Por eso, antes de extraer una conclusión sobre si esta temporada será buena o mala es mejor esperar".

Sobre los precios, la coincidencia es que un departamento de dos ambientes, en una zona cercana a la playa, puede costar, por quincena, entre 1.600 y 2.000 pesos.

Otra de las martilleras consultadas fue Patricia, de Dazeo, quien señaló que "en nuestro caso, las perspectivas para la temporada son muy buenas. Vislumbramos que a partir del 4 vendrá un aluvión de turistas. Hasta ahora, igualmente, tuvimos muchas reservas y gran cantidad de consultas por internet y vía telefónica".

También, señaló que "el nivel de reservas y consultas del año pasado a esta altura, fue algo superior. Pero eso no significa que sea inferior el nivel de alquileres que esperamos. Por el contrario, creemos que va a ser mayor".

Comentá la nota