Lo que se esperaba y lo que se espera

Hace tiempo, muchos años, que se esperaba que ésto sucediera. Y sucedió: esa esquina "rara" de Mariano Moreno y Dr.Real, tiene finalmente lo que necesitaba tener: simple y maravillosamente, un semáforo.
El cruce en cuestión siempre fue tedioso tanto para quienes circulaban por M.Moreno como para los que intentaban cruzarla viniendo de Dr.Real y debiendo realizar obligadamente esa curva en la que sí o sí uno se encontraba con el tránsito de frente.

Bien, en estos últimos días, se ha instalado un sistema de semáforos que dan el tiempo suficiente como para poder atravesar la esquina sin dificultades. Claro, eso sí, ahora hay que esperar la buena conducta de quienes van al volante, que decidan cumplir con las reglas de tránsito como para que la intermitencia de luces no esté como adorno navideño nada más. Ojalá que le demos a ese semáforo la verdadera importancia que tiene. L.R.

Por otro lado, hace tiempo también, hace años también, se espera que algo suceda, pero no sucede. El "callejón" como muchos lo llaman, que no es otra que la calle Balleto pero en su tramo cercano a la Universidad Nacional de Luján, tiene lo que siempre y testarudamente tiene: yuyos y más yuyos, en esa zona lindera con el predio de las vías del Ferrocarril. el lugar se ha vuelto intransitable en soledad, o sea, si hay que transitarla tiene que ser en compañía, ya que una vecina por ejemplo nos contaba, que acompañan a su hija que cursa en la UNLu, porque obviamente, da miedo andar por allí y en cualquier horario, porque ya todos sabemos que no es la noche el momento exclusivo de acciones delictivas.

En este caso, aún se espera la solución: que esa zona se mantenga desmalezada, no sólo para los vecinos que habitan allí, sino para aquellos que deben cruzarla cotidianamente o esporádicamente. L.R.

Comentá la nota