Se espera una sensible baja en las ventas si aumentan tasas en artículos tecnológicos.

El proyecto de ley que se está tratando en Diputados, incluye la duplicación del IVA y el incremento de un 17% en impuestos internos en productos como notebooks, celulares, PC, monitores LCD, cámaras digitales, pantallas planas y GPS, entre otros.
El proyecto de ley que procura aumentar el IVA y otros impuestos internos a una serie de productos electrónicos, podría provocar un fuerte aumento en el precio de dichos artículos, por lo que -si prospera este nuevo diseño impositivo- se augura una importante merma en las ventas.

Así lo hicieron saber a DEMOCRACIA tres representantes locales del sector involucrado, que expresaron su preocupación por esta situación que se daría si el Congreso Nacional aprueba la propuesta impulsada por el Ejecutivo Nacional.

La iniciativa prevé duplicar la alícuota del IVA, pasándola del 10,5 por ciento actual al 21 por ciento, en artículos electrónicos de uso común, como computadoras, monitores LCD, notebooks, celulares, cámaras digitales, proyectores, pantallas planas y GPS, entre otros. Además, se busca gravarlos con un 17 por ciento más en concepto de impuestos internos. Todo esto fundamentado en que, a partir de este proyecto, estos artículos pasan a ser considerados bienes suntuarios, bajo el argumento de que son demandados por las clases sociales de mayor poder adquisitivo.

Menos ventas

Según las evaluaciones realizadas por la Cámara Argentina de Máquinas de Oficina, Comerciales y Afines (CAMOCA), la iniciativa hará que los productos afectados suban los precios en más de un 30 por ciento.

Marcelo Rapaport, gerente de Garbarino en nuestra ciudad asegura que "esto va repercutir directamente en la comercialización, vender estos productos va a ser más complicado de lo que era antes, te puedo decir con un 100 por ciento de seguridad esto va a pegar fuerte".

En el mismo sentido, desde la gerencia de marketing de la empresa Naldo Lombardi, Santiago Bozzetti observa que "las consecuencias serían, en el corto plazo una elevación del precio de estos productos de alrededor del 35 por ciento, con lo que la demanda muy probablemente se restrinja sustancialmente".

Al igual que sus colegas, Julián Correa Urquiza, gerente de Bringeri Max, opina que "esto va a significar para el año que viene, un retroceso a los precios altos que teníamos antes, en donde la gente no podía darse el lujo de comprar estos artículos. Pensá que esto se va a aplicar a monitores LCD, y los monitores RT -que son los comunes- ya dejaron de fabricarse hace tiempo y no se consiguen más, entonces un LCD ya deja de ser un artículo de lujo, ya es un producto que es parte de una PC".

Ahí radica uno de los principales debates sobre este proyecto. En la actualidad es por lo menos incierto considerar como bien suntuoso un celular o una notebook, teniendo en cuenta el crecimiento que han tenido y el uso que se les da. En tal sentido, Bozzetti explica que "hay una cuestión de fondo y es si son bienes de lujo o no. Hoy en día un celular, una notebook, una computadora se usan más que nada para trabajar. Muchos trabajos dependen de todos estos productos informáticos y electrónicos, por eso es una discusión larga. Puede ser que una cámara digital sea considerada un bien de lujo, pero un celular, una note-book, es otra cosa, es mucho más discutible".

Coincidentemente, Rapaport enfatiza que "la venta de estos productos tiende a crecer mes a mes, celulares, notebooks, cámaras digitales, todo lo que sea ese tipo de artículos de electrónica, hoy por hoy son de consumo masivo, se venden más notebooks que PC de escritorio".

Dada esta situación, Correa Urquiza agrega: "La venta de notebooks y monitores LCD aumentó un 100 por ciento con respecto al año pasado. En el primer caso, principalmente por la poca diferencia que hay con una máquina de escritorio. Hoy en día la diferencia entre una notebook y una máquina con monitor LCD es de 300 pesos, entonces la gente se inclina más por las notebooks. En el caso de los LCD, por el precio alto de los monitores RT, por la escasez de los mismos y por la mínima diferencia de valores. Calculá que un monitor RT de 17 pulgadas vale 500 pesos, y un LCD de 17 que tiene mejores características, vale entre 550 y 600 pesos. Entonces esto va a provocar que un monitor LCD vuelva a valer 950 pesos, como hace un tiempo".

Posibles

contradicciones

En un comunicado, desde CAMOCA señalaron que "calificar y gravar a los bienes informáticos como productos de lujo, tendrá como resultado que los sectores bajos no puedan acceder a los mismos. Esto también afectará a los profesionales, emprendedores, PYMES y estudiantes, que se valen de estas herramientas para desarrollar sus actividades productivas, económicas y educativas".

Además, otro de los puntos conflictivos está dado porque, al aumentar considerablemente el precio de los productos tecnológicos, los sectores sociales de menores ingresos verían cada vez más lejana la posibilidad de acceder a las nuevas tecnologías con lo que cada vez más se agrandaría la llamada brecha digital. Esto marcaría, en principio, una contradicción con los planes "Mi PC", "Una PC por alumno".

Para Correa Urquiza, este ensanchamiento de la brecha digital es una consecuencia esperable: "Por los argumentos que se dan, se ponen estos productos como artículos de lujo, pero por otro lado se está tratando de incentivar que cada argentino tenga su máquina y con esto lo único que se provoca es un repliegue de dos años. Eso es lo que va a pasar. Va a haber un retroceso en cuanto a la actualización y a que cada persona tenga su computadora. Lo extraño es que el Gobierno hace hincapié en la actualización tecnológica o en que todo el mundo tenga su PC y esto tira para atrás todo lo que se dijo".

Sin embargo, desde la visión de Bozzetti, hay algo de eso, pero el tema es más complejo. "La cuestión de la brecha digital -advierte- hay que tomarla con pinzas, porque va más allá del acceso a los productos tecnológicos. El hecho de poder acceder a ellos es un aspecto muy fuerte, pero cuando se habla de brecha digital también engloba todo lo que es capacitación, utilización de las nuevas tecnologías, el mercado de trabajo, no sólo la posibilidad de comprar un producto sino la formación para usarlo. Entonce, no sólo por el hecho de que el acceso a los productos tecnológicos esté más elevado, significa que la brecha digital se va a agravar. Es una de las aristas, muy importante, pero no es solamente eso".

Comentá la nota