La EPB 56 espera el fin de obra

Desde hace un par de años, la comunidad educativa de la escuela 56 de Carlos Pelegrini y Otamendi en Quilmes Oeste viene reclamando por la terminación del edificio que se está construyendo al lado desde hace varios años y que todavía no ha sido terminado.
A causa de la falta de espacio, los chicos tienen que verse reducidos a estudiar en pequeños lugares, donde las comodidades no abundan y los problemas se terminan emparchando con la buena voluntad docente. Así también, la gran cantidad de chicos que asiste al comedor que brinda la institución tiene que almorzar en un pequeño pasillo en el que se improvisa con una mesa y bancas.

La situación que atraviesa la escuela no es nueva, ya que la obra en construcción había sido anunciada en 2004, pero ya de movida tardó dos años, puesto que arrancó en abril de 2006. Cuando pensaron que todo se encaminaba y tras varios meses de obra, se volvió a paralizar durante el 2007 y el ánimo de la comunidad educativa volvió a decaer.

Como si se tratara de una utopía arquitectónica en vez de una obra, en septiembre de 2008 volvió a trabajarse en el lugar y parecía que se encaminaba a terminarse, pero una vez más la provincia dejó de enviar los fondos y la obra terminó paralizada sólo faltando algunos detalles para poder terminar la planta baja.

Desde la cooperadora, los padres manifestaron su profunda indignación en el tema, ya que "la obra siempre se termina demorando por una cosa o por otra. En septiembre había arrancado de vuelta y nos habíamos ilusionado mucho de que se pueda terminar, pero en febrero paralizaron la construcción otra vez, porque la provincia no gira el dinero a la empresa constructora".

Los padres se movilizaron y viajaron a La Plata para pedir explicaciones y supuestamente estaría todo encaminado. "Según nos dijeron está todo listo para el pago, y que solo falta una firma; que de un momento a otro sale", dijeron los padres asegurando que "faltan pagar cuatro certificados a la empresa para que ellos puedan volver a la construcción".

"Vamos a ser pacientes y esperar una semana más porque nos prometieron que estaba todo encaminado" dijeron, aunque se mostraron preocupados porque "el otro día entraron y se robaron un par de cosas de la obra. No queremos que desmantelen todo como pasó hace tres años".

"La buena predisposición para atendernos y explicarnos está, pero necesitamos que se haga la obra para los chicos" explicaron y añadieron que "si los chicos no están en la escuela se vuelcan a la droga y no queremos que pase eso en el barrio. Queremos que tengan la posibilidad de estar en la escuela y contenidos, más cuando sabemos que falta tan poco para que la escuela se termine".

Ahora la comunidad de la Escuela 56 espera por la finalización de una obra que esperan con ansias desde ya hace más de tres años y la cual es muy necesaria para una gran cantidad de chicos que habitan en la zona.

La empresa

Por su parte, la gente de la empresa GC Imagen, encargada de la obra, confirmó la falta de pago por parte de la provincia, lo que llevó a la paralización de la obra.

"La obra total es de más de 2 millones de pesos y sólo recibimos un adelanto de 400 mil. El resto lo ha puesto la empresa de sus arcas, y ya no tenemos forma de seguir adelante hasta que nos paguen" destacaron desde la empresa quienes agregaron que "si se hubiera pagado como corresponde seguramente la hubieramos terminado para el inicio del ciclo lectivo".

Comentá la nota