Se espera la autorización del Concejo para firmar un convenio con la Lotería Municipio acelera los trámites para quedarse con el Bingo de Carlos Paz

Villa Carlos Paz. A escasas semanas de la apertura de temporada, el Departamento Ejecutivo de Villa Carlos Paz acelera los trámites para quedarse con el control del Bingo, que -actualmente- está en manos de la Lotería de Córdoba, pero que pasaría a funcionar bajo la órbita municipal.

En el marco de las gestiones para el traspaso, hoy -durante la sesión ordinaria- el Concejo de Representantes analizará autorizar al intendente Carlos Felpeto a firmar un convenio con la Provincia. Será el primer paso de una estatización que ya tuvo resultados favorables en otras localidades argentinas, como Puerto Madryn, donde el Bingo municipal mantiene altos niveles de recaudación.

De acuerdo a lo estipulado en el proyecto, la Municipalidad de Villa Carlos Paz se haría cargo de la «organización y administración» de la sala durante el tiempo que dure la autorización otorgada por la Lotería; mediante un convenio que deberá ser sometido «ad referéndum del Concejo».

Asimismo, las utilidades que arroje el Bingo serán distribuidas en partes iguales con la finalidad de servir para promoción social y turística, por lo que los ediles deberán autorizar también al municipio a celebrar convenios con asociaciones sin fines de lucro, organizaciones sociales dentro y fuera de la ciudad, municipios y comunas «para la realización de sorteos especiales y/o extraordinarias de la sala de juego.

Este acuerdo se materializaría en las semanas venideras, luego de que el Ejecutivo mantuviese comunicaciones con la Provincia para analizar la continuidad del Bingo, que la Lotería dejará de operar por «baja rentabilidad».

La intención de Felpeto y su gabinete es que Villa Carlos Paz pueda hacerse cargo de la sala antes de la llegada de la temporada, ya que -según afirma el proyecto enviado al Concejo-, en caso de tener que cerrar el Bingo, se «afectaría directamente la promoción turística de nuestra ciudad, en particular en el segmento de juegos y entretenimientos, que son parte esencial de nuestra oferta turística».

Al tiempo que se señala que «se ha convertido en una actividad tradicional» en la ciudad, que -al pasar bajo la jurisdicción municipal- también podría fijar un marco regulatorio acorde a las necesidades, mediante la presencia del Estado.

Comentá la nota