El PJ espera que el acuerdo entre cobistas y radicales no lo complique

El PJ espera que el acuerdo entre cobistas y radicales no lo complique
En el oficialismo creen que si los nuevos aliados mantienen el perfil opositor "duro" pueden afectar la gobernabilidad.
El oficialismo teme que la incipiente alianza entre el cobismo y el radicalismo afecte la gobernabilidad. Mientras los dirigentes del ConFe y de la UCR terminan de articular el acuerdo para las próximas elecciones, en el gobierno de Celso Jaque están preocupados por una posible embestida opositora en la Legislatura.

"Esperemos que el acuerdo no afecte la gobernabilidad ni la aprobación de las leyes", dijo el ministro político de Jaque, Mario Adaro. El avance de la alianza entre el ConFe y la UCR parece tener una primera consecuencia en la práctica: la conformación formal de un interbloque en cada Cámara legislativa. Esa decisión tendrá un segundo efecto: el PJ dejará de ser la primera minoría en la Legislatura y la bancada radical-cobista ocupará ese lugar que le permitirá definir las votaciones con más facilidad.

En Casa de Gobierno miran inquietos las decisiones que están tomando sus adversarios e intentan que tengan el menor impacto posible. "Apelamos a la responsabilidad que tiene cada legislador por el cargo que ocupa", reflexionó Adaro. En tanto, la diputada nacional por el PJ, Patricia Fadel, reconoció: "Es posible que los cobistas y los radicales vayan a trabar todo lo que puedan las leyes en la Legislatura". La situación puede complicarse para el oficialismo cuando requiera aprobar con premura las leyes que considera clave.

Para contrarrestar este embate, en el peronismo prueban una estrategia. Quieren transmitir el mensaje de que si cobistas y radicales dificultan la aprobación de proyectos de ley que envió el Ejecutivo a la Legislatura, no perjudican a Jaque sino a Mendoza.

"A veces es muy difícil dialogar con los bloques opositores porque pretenden oponerse a un proyecto por el solo hecho de que lo envió el Ejecutivo. Por eso, confiamos en que si se da la situación de que radicales y cobistas traban las leyes, la sociedad les hará sentir la presión de que están votando en contra de los mendocinos. No digo que se apruebe todo, sino que se tenga una actitud madura, marcando las diferencias", expresó Fadel.

La legisladora remarcó que el interbloque ya trabaja de hecho. "El año pasado se opusieron a las leyes que envió el Gobierno, aunque no se habían aliado aún. Los radicales tuvieron una actitud más racional que los cobistas", subrayó Fadel.

El ministro Adaro puso énfasis en la necesidad de diálogo con el resto de los bloques. "Oficialismo y oposición tenemos que tener el diálogo que necesita Mendoza", sostuvo Adaro. El funcionario explicó que no existe una plan para contrarrestar al interbloque sino que el PJ "seguirá dialogando con todos los bloques por igual".

Pese a que desafió a Jaque a una interna dentro del partido para las próximas elecciones, en el oficialismo continúan contando entre sus principales aliados a los legisladores que reportan al intendente de San Rafael, Omar Chafí Félix. El dirigente sureño anunció a fin de año su precandidatura a senador nacional.

El presidente de la Cámara de Diputados, Jorge Tanús, se mostró más optimista sobre el futuro de la relación entre el oficialismo y el nuevo polo opositor. "Aún no ha habido ninguna comunicación institucional de la conformación de un interbloque. Yo tengo muy buen diálogo tanto con el presidente del bloque del ConFe, Andrés Marín, como con el de la UCR, Mariano Ficarra", dijo Tanús.

Para el legislador, hoy el peronismo no tiene alternativas: "O saca las leyes por consenso, o no las saca". Por eso, Tanús resaltó que "los dos bloques (cobistas y radicales) han actuado con mucha responsabilidad en el tratamiento de las leyes. Durante el año pasado, excepto el acta acuerdo por Obras Sanitarias y la Emergencia en Seguridad, no hubo leyes complicadas".

Matrimonio por conveniencia

"Cuando un matrimonio se separa y luego se vuelve a juntar, es muy difícil tenerse confianza". Así definió Adaro al reciente pacto entre radicales y cobistas.

Casi con los mismos conceptos, la diputada Fadel se refirió a los contrincantes en la carrera electoral . "Le tengo poca confianza a esta alianza. Cuesta transmitir a la gente que ahora son aliados cuando han estado más de tres años peleados", explicó. "Las alianzas se rompen después de las elecciones porque son por cargos y no por ideas", concluyó.

Comentá la nota