En el espejo financiero, la crisis no espanta

En el espejo financiero, la crisis no espanta
Después de tres días de fuerte tensión política, los principales indicadores del humor financiero se movieron levemente. En la city hubo mayor demanda de dólares por parte de inversores minoristas. Las reservas bajaron 19 millones.
El espejo de los mercados financieros volvió a entregar una imagen atenuada de la crisis política a raíz de la pelea entre el Gobierno y el presidente del Banco Central. La variable más sensible, la cotización del dólar, siguió clavada en 3,83 pesos para la venta. Sin embargo, a diferencia de los dos días anteriores, las reservas del Banco Central tuvieron una ligera declinación de 19 millones de dólares, hasta quedar en 48.082 millones. El miércoles, cuando el Ejecutivo anunció la expulsión de Martín Redrado, las reservas habían trepado 20 millones, mientras que anteayer la suba había sido de 41 millones. El cambio de signo, de más a menos, fue marginal, pero operadores del mercado cambiario comentaron a Página/12 que el público minorista fue reapareciendo gradualmente en la city y ayer los bancos pasaron de comprar a vender algunos dólares.

Analistas económicos consultados por este diario coincidieron en que las variables financieras por ahora no se conmovieron por la tensión política. "En los últimos días de diciembre y los primeros de enero se venía produciendo una aceleración en el otorgamiento de créditos por parte de los bancos y también un aumento de los depósitos. Hay mucha liquidez y las perspectivas de recuperación económica eran muy favorables. Todavía no pasa nada grave, pero si no hay una resolución rápida de esta crisis vamos a empezar a ver un clima distinto", advirtió un banquero cercano al Gobierno. "Es una lástima lo que está pasando, porque estaba todo dado para empezar a crecer fuerte", añadió un consultor de la city.

Los títulos públicos son los que están llevando la peor parte. Ayer registraron caídas de entre 1,3 y 4,7 por ciento. A diferencia del dólar y la Bolsa de Comercio, los bonos bajaron los tres días que lleva la pulseada entre el Ejecutivo y el Central. El derrape contrasta más porque los papeles de deuda del Estado venían con una fuerte aceleración alcista, que la creación del Fondo del Bicentenario y el pago de vencimientos de deuda con reservas había afianzado. El balance de la semana arroja caídas de entre 6 y 12 por ciento. La apuesta del Gobierno era justamente bajar el rendimiento de los bonos y fomentar una caída de las tasas de interés en los créditos. Y quiso avanzar con la medida antes de reabrir el canje de la deuda para potenciar el efecto positivo en los mercados de esta otra acción. En estos días se está viviendo el escenario opuesto.

El bono Discount en dólares perdió ayer 1,9 por ciento, el Par en pesos cedió 3,1 por ciento, mientras que en dólares con ley local cayó 3,05 por ciento. El Boden 2012 retrocedió 1,27 por ciento. En relación con los cupones atados al PIB, el nominado en dólares con legislación de Nueva York se desplomó 4,7 por ciento y con ley local perdió 4,6 por ciento. El Discount en pesos bajó 2,3 por ciento y el Bogar 18, 2,5.

En cuanto a la cotización del dólar, se mantuvo en 3,83 pesos para la venta. El Banco Central intervino en el mercado de futuros para evitar una dolarización de carteras. Siguió la misma línea de los días previos, pero sin necesidad de ninguna acción agresiva. Operadores del mercado de cambios indicaron que la novedad fue que ayer creció la demanda minorista y los bancos pasaron de comprar a vender dólares.

En la Bolsa de Comercio, el reducido índice líder, el MerVal, declinó 1,5 por ciento. Anteayer había subido 1,1 por ciento y el día anterior había caído 1,6. El balance de la semana dejó una ganancia de 1,4 por ciento. El MerVal quedó en 2352,8 puntos. Hasta el martes, la noticia era que se venían superando los records en ese indicador. Ayer se negociaron 45,8 millones de pesos, con un balance en el tablero general de 35 alzas, 52 bajas y cuatro títulos sin cambios.

El derrumbe de los bonos impactó en las acciones de bancos en la plaza local, entre éstos el Hipotecario, que bajó 4,1 por ciento; el Patagonia (-3,9) y el Grupo Financiero Galicia (-2,3). En el panel de empresas líderes, los mayores retrocesos fueron para la Petrolera del Cono Sur (-4,8 por ciento) y Edenor (-4,5). En tanto, los principales avances correspondieron a las acciones del Banco Francés (2,9 por ciento) y Tenaris (0,2).

Comentá la nota