40 especies animales nunca vistas

Científicos encontraron sapos dentados, peces gruñones y ratas grandes como gatos, al escalar la selva virgen del Monte Bosavi.
Un paraíso natural, habitado por sapos con colmillos, peces que gruñen, criaturas que parecen osos diminutos, lagartijas que se mimetizan y ratas gigantes fueron descubiertos en un remoto cráter volcánico en la Isla de Papúa, Nueva Guinea, a orillas del Océano Pacífico.

El equipo de científicos estuvo integrado por expertos de la universidad de Oxford, del zoológico de Londres, del Instituto Smithsoniano de Inglaterra y miembros de la Unidad de Historia Natural de la BBC -que filmó cada paso de la expedición y prepara un documental en tres capítulos-.

Durante cinco semanas, escalaron inmediaciones del Monte Bosavi y exploraron la selva virgen y su hábitat, que desarrollan su vida allí desde la última erupción del volcán, hace aproximadamente 200 mil años.

Los biólogos descubrieron 16 especies de sapos de los que la ciencia no tenía registros, al menos tres nuevas especies de peces, un nuevo murciélago y una rata gigante, que se convirtió, por sus dimensiones, en la más grande del mundo.

El cráter, de tres kilómetros de extensión está poblado por espectaculares pájaros del paraíso y a falta de gatos grandes o monos – como se encontraron en las remotas junglas del Amazonas o Sumatra- los depredadores más importantes son los lagartos monitor gigantes.

Los canguros evolucionaron y viven en los árboles. Entre las nuevas especies se encuentra una lagartija que puede camuflarse como un camaleón, un sapo dentado, un pez que emite un gruñido con su vejiga natatoria y un cuscus sedoso – una especie de marsupial jamás identificado que vive en la cima de los árboles y se alimenta de frutas y hojas- que decidió subirse al hombro de uno de los biólogos que lo observaba.

Los descubrimientos son la más fresca evidencia de la riqueza de los bosques y selvas del mundo y los científicos esperan dar buenos argumentos a los reclamos para que haya una acción internacional conjunta para prevenir el exterminio de ecosistemas similares. Aseguran que el 3,5% de los bosques tropicales de Papúa desaparecen por año por la acción del hombre.

Comentá la nota