La especie que asola Junín Mosquito "culex", ¿el nuevo barigüí?

Este insecto invadió no sólo nuestra ciudad sino todo el territorio bonarense, donde se los combate intensamente con fumigación. Si bien no transmiten enfermedades en principio, son verdaderamente molestos, y hacen recordar a aquella "mosquita brasileña" que tanto dio qué hablar años atrás.

El mosquito "culex" invadió la ciudad desde hace semanas, donde se lo combate con diferentes fumigaciones desde el municipio y con repelente, cuando se consigue, debido a la humedad que reina en este período climático. Este molesto insecto no sólo está en Junín, sino que también en gran cantidad asola al territorio bonarense, donde hubo que fumigar 14 partidos.

Desde la dirección de Bromatología se indicó que se seguirá con las fumigaciones con camionetas adecuadas y perimetrina, un insecticida utilizado para eliminar mosquitos adultos.

El culex

Culex es un género de mosquitos hematófagos de la familia Culicidae; muchas de sus especies actúan como vectores de importantes enfermedades, como el Virus del Nilo Occidental, filariasis, encefalitis virales (japonesa, equina venezolana y San Luis) y la malaria aviar.[1] Existen una gran variedad de especies de Culex, en 1955, en Panamá solamente, se describieron 88 especies.

El mosquito adulto puede medir de 4-10 mm (0.16-0.4 in.), y morfológicamente se compone de una cabeza, tórax y abdomen. Posee además alas, las cuales la habilita para volar, un factor importante en la capacidad del artrópodo para transmitir enfermedades.

El ciclo de desarrollo toma 2 semanas y ocurre por metamorfosis completa. Los huevos son puestos separadamente o en lotes, de acuerdo a la especie, y eclosionan en presencia de agua. En su estado larval, el mosquito vive en el agua y se alimenta de material orgánico y plantas, para luego desarrollarse en una pupa que tiene forma de coma, no se alimenta y se convierte en adulto en uno o dos días.

Comentá la nota