Especialistas habían advertido "hace 3 años" por expansión del dengue

"Dijimos que Argentina se iba a ver comprometida y lo único que se tomaron fueron medidas aisladas", manifestó el director del Instituto de Medicina Regional de la Universidad del Noroeste."Hay gente que está a cargo de funciones para las que no tiene competencia" señalaron.
Especialistas en infectología afirmaron ayer que "hace tres años" advirtieron sobre la posibilidad de expansión del dengue en el país y alertaron que la extensión del período de temperaturas cálidas promueve la reproducción del mosquito vector de la enfermedad.

En declaraciones radiales, Jorge Gorodner, director del Instituto de Medicina Regional de la Universidad del Noroeste, sostuvo que "lo que se debió haber hecho es haber previsto la evolución de la patología, haber establecido una vigilancia epidemiológica coherente y haber coordinado efectivamente una acción conjunta entre todos los lugares que evidentemente iban a tener este tipo de problemas".

"Acá el problema es la falta de previsión, la falta de responsabilidad, la falta de conocimiento", afirmó el especialista, y dijo que "el cambio climático es bastante determinante para que nosotros tengamos un problema epidémico en Argentina".

"Esto se pudo haber previsto con tiempo viendo cuál es la evolución y cómo se va expandiendo la enfermedad en el continente", expresó.

El dengue, explicó, "vino bajando desde el norte de Sudamérica, ya que Paraguay en 2007 denunció más de 27 mil casos con 17 fallecidos, mientras Bolivia a comienzos de este año tuvo más de 45 mil casos con 22 fallecidos".

"La puerta epidémica que tiene Argentina en el noroeste es con Bolivia y en el nordeste es con Barsil y Paraguay", manifestó el especialista.

"Hay gente que está a cargo de funciones para las que no tiene competencia, a veces se politiza esta situación. Hay provincias donde el Poder Ejecutivo no es del mismo signo que el municipio y entonces eso significa un campo de batalla, cada uno hace lo que quiere o lo que puede o no hace lo que tiene que hacer", sostuvo el especialista.

Gorodner dijo que "existe probabilidad" de cambios genéticos en el (mosquito) vector y manifestó que "posiblemente aumentó su resistencia a los insecticidas, que tienen un determinado poder de volteo".

Por su parte, el jefe de Infectología del Hospital Iriarte del partido bonaerense de Quilmes, Gustavo Cañete, explicó que a raíz de la extensión del período de temperaturas cálidas "hay más posibilidades de que haya más mosquitos aedes aegypti".

"Por eso, existe la hipótesis de que pueda haber transmisión en Buenos Aires o en el Gran Buenos Aires", sostuvo.

Cañete dijo que las dos personas a quienes se detectó dengue en los últimos días en Quilmes, procedentes de la localidad chaqueña de Charata, epicentro de la epidemia, fueron internadas los "cinco primeros días de la enfermedad para que no sean picadas por el mosquito y se evite que el virus circule por el Gran Buenos Aires".

El director del Instituto de Zoonosis Luis Pasteur, Oscar Lencinas, recomendó hoy no viajar a Bolivia, Paraguay, ni a las provincias norteñas afectadas por el dengue.

Lencinas expresó preocupación por los viajes que se estiman para Semana Santa, ya que muchas personas se desplazan a Paraguay y Bolivia, y a provincias de la región más afectada.

Por ello, el director del Pasteur, extendió la recomendación de no trasladarse a "toda la parte norte, Jujuy, Salta, Catamarca, Formosa, Chaco y Misiones", donde se registraron casos de dengue.

Néstor Jacob, jefe de Infectología del Hospital Universitario Austral, advirtió que "es fundamental aislar a los enfermos y sanear los ambientes donde aparecen los casos", para evitar la propagación que trae el mosquito aedes aegipty.

"La primera medida de control ambiental es fumigar para disminuir la población de mosquitos y luego aislar a los enfermos para que los mosquitos no vuelvan a picarlos", dijo en un informe.

Comentá la nota